El sembrar plantas no solo contribuye a un espacio verde lleno de vida, sino que además permite generar consciencia sobre lo importante que son las plantas para el ecosistema y promueve entre los peques de casa a realizar actos de amor hacia otro ser vivo ¡Una maravillosa labor!

Plantas sembrar peques

Quizás también te puede interesar: Por qué es benéfico que los niños jueguen con la tierra

Plantas que pueden cuidar los peques

Para poder llevar a cabo una de las mejores tareas en familia, a continuación te muestro las plantas que precisan de muy pocos cuidados para que los peques tengan un acercamiento con el planeta y, con ello, puedan valorarlo. De esta forma les va a resultar más fácil cuidarlas sin que se desanimen enseguida.

Sanseviera. La sanseviera, Espada de San Jorge o Lengua de tigre, es una especie muy resistente y de un aspecto fascinante. Es capaz de soportar atmósferas calientes y secas. Resulta ideal para los pequeños de casa quienes inician en el cultivo y disponen de poco tiempo para cuidarlas.

Aspidistra. También conocida como Oreja de burro, Hojalata, Hoja de salón o Pilistra. Es una planta muy fácil de cultivar, los pocos cuidados que requiere es no exceder el riego ni tener una exposición directa al sol. Una tarea fácil para los peques de casa.

Plantas peques

Papiro. es una planta acuática, de crecimiento rápido, siempre y cuando tengas las condiciones adecuadas. Puede lucir espectacular siempre que cuente con luz directa. Se reproduce de una forma muy curiosa, por lo que podrán quedar fascinados los niños.

Begonia. Es una planta originaria de Brasil y Argentina. Las hay de varios colores, con bordes lisos u ondulados. Precisa de un lugar muy luminoso y no es exigente en los suelos, pero agradece tener un buen drenaje y un riego abundante.

Petunias. Es una planta cuyas flores presenta una gran paleta de tonalidades. Requieren de mucha horas de sol para un cultivo exitoso. Los riegos son regulares, pero nunca excesivos. Así que los niños podrán intercambiar sus colores.

Así que vayamos por unas cuantas plantas para que ese jardín luzca espectacular. Recuerda que es necesario tener paciencia con los peques, ya que podría ser un campo que les tome tiempo entender. Además, deja que se ensucien las manos para empezar dar vida a otras plantas, ya que todo ello lo van a disfrutar y seguramente se podrá pasar de generación en generación.

No hay comentarios

Dejar una respuesta