Plantas terapéuticas

Muchas son las características terapéuticas que podremos encontrar en algunas especies vegetales, su contenido puede propiciar la solución mas adecuada para varias dolencias y males algunos propios de nuestros días como el estrés, a continuación veremos con detalle algunas especies que pueden ayudar a nuestro bienestar.

Amapola de California: La amapola de California es un importante relajante natural que logra eliminar la ansiedad de forma efectiva.
De la misma familia que la famosa adormidera, está planta posee importantes propiedades sedantes, eliminado así los trastornos psíquicos que pueden propiciar la ansiedad y el stress, además es un gran antiespasmódico intestinal.

Espino albar: Este pequeño árbol de prominentes espinas, es toda una novedad entre las platas medicinales ya que solo a fines del siglo pasado científicos americanos lograron dar por sentadas sus virtudes, es denominada también la planta del corazón, y cuenta entre sus virtudes, la normalización del ritmo cardiaco y la nutrición del corazón, es cardiotónico y antiespasmódico, y posee una acción dilatante sobre las coronarias.

Hipérico: Está es una de las plantas mas famosas de la antigüedad y genera un proceso químico en nuestro cerebro capaz de eliminar la depresión y la angustia, es muy utilizada dentro de la medicina alternativa en países como Alemania, ya que los conflictos depresivos son mucho mas comunes en nuestros días que lo que el común de las personas podría imaginar.

hypericum

Lúpulo: Una de las mas virtuosas especies vegetales, generalmente es cultivada con fines comerciales ya que se utiliza en la fabricación de cerveza, pero esta planta cuenta con grandes virtudes, facilita el sueño abre el apetito y combate el alicaimiento una verdadera ayuda para varios trastornos recurrentes al estresante mundo en el cual vivimos.
En muchos lugares se suelen rellenar almohadas con Lúpulo para facilitar así un mayor y confortable descanso.

Pasiflora: Cultivada durante cientos de años por la civilización azteca, esta planta es ingresada al viejo continente por los conquistadores españoles, sus virtudes terapéuticas son notables propicia el sueño y confiere un descanso libre de sobresaltos, no crea habito ni adicción a su consumo, es una planta trepadora que puede ser cosechada en su propia casa y entrega unos frutos deliciosos comúnmente conocidos como la fruta de la pasión.

Por Pablo Morales
para Garden Center Ejea

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta