Muchas de las plantas trepadoras no suelen florecer, pero algunas sí lo hacen. Dentro de este último grupo podemos encontrar diversas variedades como por ejemplo las diplademias, las bignonias y las buganvillas, entre otras. Aquí te dejamos sus características y cuidados.

Quizás también te pueda interesar: Clematis Armandii, planta capaz de trepar por soportes o árboles

Dipladenia mandevilla

Dipladenia

La dipladenia mandevilla es una de las tantas plantas trepadoras con flor que se caracteriza por sus grandes flores que pueden ser rojas, amarillas o rosadas. Asimismo, las flores poseen la forma de una campanilla. Durante el otoño y el invierno, esta planta no florecerá y habrá que protegerla de las heladas y los fríos rigurosos, dado que la planta no los tolera muy bien. Por otro lado, hay que destacar que la diplademia puede ser tóxica si se ingiere, por lo que hay que tener mucho cuidado al momento de manipularla, como así también mantenerla alejada de los niños y las mascotas.

Plumbago

Jazmín del cielo

Además de las diplademias hay otras plantas trepadoras con flor como el plumbago, también conocido como jazmín azul o jazmín del cielo. Este precisa buena luz para su correcto crecimiento, y no tolera las heladas, por lo que hay que colocarlo en un lugar resguardado. Examina sus flores durante todo el año excepto en invierno. Utiliza un sustrato universal a base de turba para aportar de los nutrientes necesarios para su buen desarrollo y, finalmente, colócale unos soportes o guías para dirigir su crecimiento.

Bignonia naranja

Bignonia naranja

La Bignonia es un arbusto trepador que produce unas flores brillantes de color anaranjado desde comienzos del otoño hasta finales del invierno. Sus hojas son pequeñas y ovaladas y sus ramas deben ser guiadas para que trepe. Es fundamental que coloques a la planta en un lugar con sol directo, aunque puede darse muy bien en semisombra. Las temperaturas varían desde los -8 °C hasta los 25 °C y precisa un sustrato con buen drenaje. Su cultivo es bastante simple y puede resistir la sequía. Puede ser afectada por plagas y enfermedades asociadas a los hongos.

Buganvilla

Buganvilla

La buganvilla es una planta trepadora con flores de colores que ama el sol y puede llegar a alcanzar hasta ocho metros de altura. Para su cultivo simplemente bastará un sustrato universal  con buen drenaje. Si la ubicas en invernadero, logrará crecer hasta 10 meses al año, y prosperará muy bien en el patio en verano, aunque deberás mantenerla protegida de las heladas.

Te recomendamos leer: Polygonum aubertii, trepadora de crecimiento rápido

¿Qué te ha parecido esta información sobre las plantas trepadoras con flor? Deja tus comentarios.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta