Pleione pertenece a la familia Orchidaceae y conforma un grupo de 10 especies de orquídeas, cuyo hábitat original se extiende desde la India hasta el sureste asiático. La Pleione se está haciendo cada vez más popular por sus hermosas flores, que produce desde finales del invierno hasta inicios de la primavera. Con pocos cuidados esta planta puede cultivarse con éxito para ofrecer un considerable arreglo de grandes y exóticas flores de colores vivos.

Pleione 1

Quizás también te pueda interesar: Como cuidar las orquídeas

Una de las especies más conocidas es la Pleione formosana, que produce flores grandes y llamativas con pétalos y sépalos que van desde el blanco al rosado o malva intenso, alrededor de un tubo central alargado con matices rosas, naranjas, amarillos o blancos, a menudo intensamente marcados con otras tonalidades. Como sucede con casi todas las especies, las hojas, caducas y en forma de lanza, suelen aparecer luego de la floración.

Cuidados de la Pleione en primavera y verano

Pleione 3

Cambia las plantas de recipiente cada año para obtener grandes resultados, directamente luego de que la floración haya terminado a finales de la primavera. Utiliza una mezcla de partes iguales de musgo de hoja, fibra de turba, arena gruesa lavada y tierra fibrosa.

Coloca de tres a cinco seudobulbos en un recipiente de 15 cm de diámetro y recuerda que, al plantarlos, el bulbo no tiene que quedar enterrado sino apuntando hacia arriba con la parte inferior en el compost.

Para obtener mejores resultados, tu Pleione debería permanecer en un lugar protegido y a la sombra. Las plantas necesitan de buena iluminación todo el tiempo, aunque nunca deberás exponerlas al sol directo. Riega la Pleione con frecuencia, pero de manera moderada. En la primavera y verano, incorpora un fertilizante líquido débil al agua y usa siempre la mitad de la cantidad recomendada en el envase.

Cuidados de la Pleione en otoño e invierno

Pleione

La Pleione no es totalmente resistente a las heladas y, por regla general, precisa cierta protección. Cuando el follaje empieza a volverse amarillo y muere, disminuye el riego y, en el transcurso de una semana aproximadamente, deja de regar la planta y mantén el compost seco durante el invierno hasta que empiece la primavera, momento en el cual aparecerán las flores.

Propagación de la Pleione

Pleione 2

Las nuevas plantas se cultivan fácilmente, tomando los vástagos y replantándolos, los seudobulbos que se forman cada año en la base del bulbo madre. Quítalos en el momento de plantarlos y colócalos de manera individual en recipientes de 6-8 cm, o varios juntos en una maceta de 10 cm de diámetro aproximadamente, con el compost habitual. Trátalos como especímenes maduros, cambiándolos de maceta cuando sea necesario.

Cuando compres una Pleione, comprueba que los seudobulbos se encuentren en perfectas condiciones y no estén ni afectados por plagas o enfermedades, ni secos ni arrugados. Asimismo, no deberán estar blandos. Si la planta presentara las puntas marrones y manchas en las hojas, deberás disminuir el riesgo y nunca tendrás que permitir que el compost se empape por completo. El sol intenso puede ser perjudicial tanto para las flores como para las hojas.

Te recomendamos leer: Orquideas, una flor de lujo

Si te ha gustado esta información sobre la Pleione, deja tu comentario y ayúdanos a difundir el post en las redes sociales.

Imágenes: Fine art américa, The Frustrated Gardener, Steve Garvle, Sara Gies

No hay comentarios

Dejar una respuesta