La Plumeria también conocida como Frangipani y Plumiera, recibe su nombre de un viajero francés del siglo XVII Charles Plumier, el cual escribía sobre la flora del América tropical, de donde se da origen a la mayoría de estas plantas. Actualmente, se las puede encontrar en todo el mundo e incluso, es una importante planta cultivada en gran parte del Pacífico y del Lejano Oriente.

Plumeria

También se dice que el origen del nombre común Frangipani, deriva del francés Frangipanier, que significa “leche coagulada”, en referencia al látex que suelen emanar sus ramas al cortarlas. Por otro lado, algunas fuentes aseguran que podría deberse por la creación de un perfume con esta fragancia para el conde de Frangipani.

Existen aproximadamente siete especies de estos arbustos con forma de árbol, cuya hoja es caduca, aunque algunas suelen conservar las flores después de que las hojas han caído. Mientras la temperatura se mantenga alta, la Plumeria conservará sus hojas durante todo el año y comenzarán a florecer bellas flores de color crema, las cuales suelen ser utilizadas también para hacer guirnaldas y decorar bodas. También puede presentarse en color rosa.

Cuidados de la Plumeria en primavera y verano

La mejor época para trasplantar la Plumeria es en primavera en un buen compost. Trasplántala anualmente hasta llegar a una maceta definitiva de aproximadamente 30 cm. Después, sustituye cada año la capa superior de compost por tierra nueva y procura siempre que el recipiente tenga buen drenaje.

La Frangipani, cultivada como planta de interior, muy pocas veces precisa ser podada; si fuera necesario, simplemente corta las ramas desordenadas durante la época de plantación. Las plantas tropicales necesitan condiciones ambientales extremadamente húmedas y temperaturas de entre 24 y 29 °C. Ama la luz abundante, pero lo mejor es mantenerla protegida del sol directo.

En primavera y verano riégala de manera abundante para que el compost se mantenga siempre húmedo. Rocía la Plumeria con agua regularmente y añade un fertilizante líquido al agua cada tres semanas.

Plumeria rosa

Cuidados de la Plumeria en otoño e invierno

Cuida que las temperaturas invernales no sean inferiores a las 18 °C y trata de mantener la Plumeria alrededor de los 21 °C. Mantén la planta siempre en un sitio iluminado y resguárdala de las corrientes de aire frío. Si bien soporta el sol directo, lo mejor es evitarlo. Riega la planta ocasionalmente para que el compost se mantenga húmedo.

Propagación de la Frangipani

Coge esquejes de 15 cm en cualquier momento entre finales de la primavera y el verano. Evita la salida del látex de las superficies que has cortado e introdúcelas en agua fría durante unos minutos. Posteriormente, trátalas con hormona de enraizamiento e inserta los esquejes en una mezcla de turba y arena en partes iguales. Mantenlos húmedos y protegidos de la luz envueltos en una bolsa de plástico o propagador a 21-24 °C. Cuando los brotes nuevos indiquen que las raíces ya se han establecido, plántalos de manera individual en el compost habitual y trátalos como plantas maduras.

Plumeria amarilla

Problemas y soluciones

La Plumeria presenta pocos problemas si se le proporcionan los cuidados mínimos. No obstante, si las expones al frío, la planta morirá. Por otra parte, si la Plumeria estuviera en un sitio soleado y sin agua, las hojas se pondrán amarillentas. Las plagas más frecuentes suelen ser las cochinillas y las cochinillas algodonosas. Elimínalas con un algodón empapado en alcohol metílico y si afectara la mosca blanca, combátela con un insecticida con base de piretrina.

¿Conocías a esta planta? ¿Qué te ha parecido esta información sobre los cuidados y propagación de la Plumeria? Deja tu comentario.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta