La poda de frutales es un tanto más compleja que la de otros arbustos y árboles, ya que el objetivo reside en obtener frutos de excelente calidad. Por ello, a continuación, te enseñaré cómo realizar la poda de un duraznero, ciruelo europeo, damasco, ciruelo japonés, limonero, cerezo dulce y otros frutales. ¡Presta atención!

naranjo

Quizás también te pueda interesar: Como cuidar las naranjas y limones en invierno

Duraznero

La yema fructífera del duraznero se encuentra ubicada sobre la rama de un año de edad; su forma es redondeada y cuenta con un mayor tamaño que la de madera. Ambas aparecen agrupadas sobre tallos solitarios o vigorosos. El ejemplar de duraznero mal podado o sin poda, florecerá solo en los tallos de la parte superior de la copa, quedando de esta manera las inferiores desprovistas de ramificación. La poda anual genera la renovación de las ramas fructíferas.

Para la poda de frutales, en este caso, del duraznero, deberás suprimir las ramas dañadas, débiles y quebradas. El acortamiento de las ramas restantes, permitirá la formación de tallos nuevos que fructificarán al año siguiente; al mismo tiempo, te asegurarás la próxima floración de primavera. Acorta hasta un 40% de la vegetación del año anterior y aplica esta misma técnica para las variedades de pelones.

Ciruelo europeo

ciruelo-frutales

Fructifica exclusivamente sobre ramas cortas denominadas ramilletes que crecen solamente sobre las ramas del año anterior o más antiguas. Efectúa la poda de acortamiento del ciruelo europeo en el ejemplar adulto para estimular la formación de ramas nuevas que sustituyan a las que disminuyeron su brotación de manera considerable.

Damasco

Las yemas fructíferas de las ramas de un año de edad son muy similares a las del duraznero; también fructifican ramilletes que se desarrollan sobre tallos del año anterior o más viejos. El acortamiento de un tercio de los tallos restantes, estimula la formación de ramificaciones nuevas.

Ciruelo japonés

El ciruelo japonés fructifica sobre ramas cortas y largas a la vez. Precisa una poda de raleo minuciosa retirando las ramas superfluas y acortando aproximadamente un 50% de la vegetación generada durante el año anterior para que produzca frutas de mejor calidad.

Otros frutales

limones

  • Cerezo dulce: fructifica sobre ramilletes. Deberás practicar una poda anual de raleo.
  • Almendro: fructifica sobre ramilletes y ramas del año anterior. Ralea la copa levemente y corta las ramas restantes.
  • Guindo: fructifica sobre ramas del año anterior y/o de mayor edad. Ralea el ramaje y corta una tercera parte de la brotación del año anterior.
  • Limonero: la yema fructífera surge sobre vástagos nuevos del año. Acorta las ramas largas para que el ejemplar de limonero sea más compacto.
  • Vid: fructifica sobre ramas del año. Deja 2-4 yemas de los tallos acortados.
  • Membrillero: fructifica en el extremo de la rama delgada y larga del año. Ralea la copa y realiza un acortamiento de las ramas laterales.
  • Mandarina y Naranjo: florecen sobre ramas nuevas. La poda de estos frutales debe ser de raleo y acortamiento, pero leves.

Te recomendamos leer: Cerezas en Olvés

Realiza una poda de frutales para disfrutar de frutos deliciosos. Si te ha servido este post, deja tu deja tu comentario

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta