Si has comprado una bonita planta con tallos fuertes y saludables, hojas verdes y brillantes y muchas flores, seguramente quieras que se mantenga así por mucho tiempo. Sin embargo, puede que al transcurrir los días o las semanas la planta empiece a desinflarse y esto se deba a una deficiencia o exceso de cuidados. Descubre por qué mueren tus plantas en este post.

por qué mueren tus plantas

Quizás también te pueda interesar: Soluciones para acabar con la podredumbre apical

Exceso de riego

Seguramente pensarás que regar una planta no es ninguna ciencia, pero es fundamental saber si lo estás haciendo bien, dado que una de las maneras de matar a tus plantas es mediante los excesos de riego. El encharcamiento puede pudrir las raíces de las plantas, ocasionar hongos y enfermedades. Por tanto, si ves que el sustrato está húmedo, espera a que seque para regarlo nuevamente.

Falta de riego

La falta de riego suele ser otro motivo por el que se te mueren tus plantas, dado que un terreno seco no puede absorber nutrientes. Por ende, no te excedas con los riegos, ni tampoco estés demasiado tiempo sin regarla.

Exceso de sol

Al momento de comprar una especie, deberás conocer sus cuidados y el tipo de luz que va a requerir. La misma puede ser a pleno sol, a sol parcial, luz indirecta o sombra total. El exceso de luz solar puede quemar a las hojas y calentar el agua del riego dentro del recipiente en demasía.

Falta de sol

Lógicamente sin luz ninguna planta puede llegar a sobrevivir, por lo que deberás conocer sus cuidados. Si la planta indica que es adecuada para la sombra, seguramente precise algún tipo de luz, ya sea suave o indirecta.

Tamaño de recipiente

Muchas platas pueden vivir dentro de un recipiente en donde sus raíces se encuentran apretadas, mientras otras precisan recipientes mucho más profundos para desarrollarse. Asegúrate de elegir la maceta apropiada y hacerle agujeros, si es que no los tiene, para mejorar el drenaje y que no se cree ningún encharcamiento.

Tierra incorrecta

Hay muchos tipos de terrenos. Algunos de ellos ayudan a retener la humedad y los nutrientes, mientras que otros son más arenosos y proporcionan un mejor drenaje. Antes de trasplantar tus plantas, asegúrate de elegir la tierra apropiada.

Falta de abono

Las plantas precisan alimentarse para vivir. Sin alimentos pueden volverse débiles, perder sus hojas o dejarse atacar por plagas y enfermedades. Seguramente tus plantas precisen fertilizantes orgánicos o químicos diluidos en agua.

Te recomendamos leer: Riego casero para mantener macetas humedecidas

¿Qué te ha parecido este post sobre por qué mueren tus plantas? Continúa echándole un vistazo al blog para conocer los cuidados de las plantas y no te olvides que en la tienda de GardenCenterEjea podrás encontrar muchas plantas y productos para tu jardín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí