Esta planta es sencilla y conocida por sus hojas veteadas y erguidas, y la facilidad con la que puede ser propagada. Por tal motivo, merece la gran reputación que tiene. A continuación, te enseñaré a propagarla y te dejaré los problemas de la Sansevieria más comunes.

Sanseveria

Quizás también te pueda interesar: Sansevieria, una planta de interior con muchos beneficios

Propagación de la Sansevieria

Cuando las plantas altas posean 15 cm de altura y las de roseta unos 5 cm, podrás propagarlas por división, dividiéndolas en primavera antes de que comience su nuevo crecimiento. Retira la planta del tiesto y elimina el compost de la masa de raíces por completo.

Para las plantas altas y de hojas erectas, tendrás que cortar el rizoma en dos o tres partes, dejando un par de hojas y raíces en cada una. Para las plantas compactas y en forma de roseta, corta el rizoma dejando una roseta en crecimiento en cada sección que ha empezado a desarrollarse a lo largo de los estolones que salen del rizoma principal.

Ahora espolvorea los cortes en azufre en polvo e insértalos en el compost habitual, y mantenlos a una temperatura de 21 °C. Si deseas propagar por esquejes de hoja, tendrás que tomarlos en verano cuando la planta haya crecido con fuerza. Retira una hoja con ayuda de un cuchillo afilado y divídela en cinco secciones de 5 cm, recordando siempre cuál es la parte superior y cuál es la parte inferior.

Permite que los cortes de la Sansevieria formen su callo durante una semana y después planta las secciones en compost húmedo con la parte adecuada hacia arriba. Planta dos o tres juntos en un recipiente de 8 cm de diámetro y mantenlos a una temperatura de 21 °C.

Si quieres cultivar una especie rara, puedes sembrar las semillas en invierno y en primavera en una mezcla compuesta de tres partes de compost por una parte de arena gruesa, ligeramente húmeda. Mantenla a una temperatura de 24-27 °C, preferentemente en un propagador y cuando las plántulas sean grandes como para manipularlas fácilmente, destápalas y plántalas individualmente.

Problemas de la Sansevieria

Si las hojas empiezan a pudrirse en la base y surgen manchas marrones, sobre todo si el tiempo es frío, esto se deberá al exceso de agua, así que retira la planta de su recipiente y corta las partes afectadas. Deja secar durante algunos días y quita las hojas perjudicadas. Espolvorea los cortes con azufre en polvo y plántalos nuevamente.

Si la Sansevieria veteada comenzara a perder sus dibujos y volverse verde, tendrás que llevarla a un sitio soleado para conservar sus vetas. Si encontraras manchas blancas velludas en las hojas, seguramente esté presente la cochinilla algodonosa, por lo que deberás utilizar un paño humedecido en alcohol metílico.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta