Si en tus planes está el entrar de lleno a la jardinería, no es necesario leer toda una enciclopedia sobre los cuidados de las plantas. Más bien, es importante considerar los puntos básicos para que ese espacio verde luzca bello y saludable.

 Puntos básicos jardinería

Quizás también te puede interesar: Conoce algunos beneficios de realizar la jardinería

La jardinería es todo un arte y, puede ser tan simple o complejo como tu lo desees. Pero para poder crear el jardín de tus sueños, hay que considerar varios factores como clima, luz, espacio y tierra de calidad.

Puntos básicos en la jardinería

Evaluar la luz: es de las partes más importantes, ya que ello va a hacer que tengan buenos resultados. Muchas plantas se pueden adaptar a casi cualquier condición de luz, pero es primordial conocer sus necesidades de las mismas. Ahora bien, si se planta en macetas se tiene la opción de poder mover hasta que quede en el lugar perfecto. Ten en cuenta que la luz solar va cambiando, según la época del año. Así que tómalo en consideración.

Drenaje suficiente: el que las macetas o el sustrato ayude a tener un buen drenaje es imprescindible para darles vida. En el caso de las macetas, algunas no cuentan con los agujeros correspondientes, por lo que el agua no va a drenarse y la tierra estará muy húmeda, trayendo como consecuencia la pudrición de las plantas y al cabo de unos días una muerte inminente. Para ello, solo basta con punzar la base del recipiente para agrandar los agujeros, o bien, hacer más.

Jardinería

Alimentación a las plantas: las plantas que están bien alimentadas van a poder crecer y desarrollarse de maravilla. Para ello, la tierra debe contar con los nutrientes necesarios para que se alimente. La mayoría de ellas requieren de un fertilizante que se agrega al suelo, ya sea en su versión de liberación lenta o un abono específico.

Elección de plantas: aunque a veces nos da pereza hacer un largo listado de plantas, es una de las mejores tareas. Así que al ir al vivero podrás escoger las mejores y, sobre todo, aquellas que se adaptan al clima, evitando comprar aquellas que no van a funcionar del todo.

Qué te pareció ¿fácil, no crees? Ya es cuestión de decidirte y animarte a crear tu espacio verde o jardín lleno de vida y color. Seguramente en la práctica irás tomando más experiencia y te sentirás muy orgulloso de los que has creado.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta