En la antigüedad, este género estaba integrado en el género Crataegus, con el que tiene muchas afinidades, pero en la actualidad se encuentra compuesto por seis especies, diferentes todas ellas, originarias del Himalaya, de la China y del sudeste europeo. La Pyracantha se caracteriza por tener hojas persistentes alternas, ligeramente dentadas o aserradas y lanceoladas, por tener fuertes y vigorosos espinas en su tronco y ramas, y por su floración de color blanco y la posterior producción de frutos de color anaranjado rojizo, incluso amarillo.

Pyracantha 1

Quizás también te pueda interesar: La Mahonia es apreciada por su hermoso follaje ¡Conócela!

Es un arbusto rústico y resistente, tanto respecto al suelo como al emplazamiento, climatología y aire polucionado. La Pyracantha es una planta que se utiliza tanto por su floración como por su magnífica y brillante fructificación otoñal, la cual puede durar hasta bien entrado el invierno; además, sus fuertes espinas permiten su uso como setos defensivos.

Aunque no se trata de una planta trepadora, con un poco de paciencia y por las características de su rotación, puede lograrse que se levante pegada a paredes o muros, obteniendo efectos espectaculares. Su utilización frecuente es como setos defensivos, aunque se usa en los grupos arbustivos para darle color a taludes de difícil acceso y mantenimiento, y, como ya te he comentado anteriormente, sirve para adornar muros y paredes.

Cuidados culturales

Pyracantha 2

La Pyracantha es un arbusto rústico en cualquier aspecto por lo que su crecimiento se encuentra siempre asegurado, sea cual sea el lugar en que se planten. Resiste fácilmente incluso los suelos con una cierta cantidad de cal. Se puede situar tanto a pleno sol como a media sombra, aunque los mejores resultados en cuanto a floración y brillantez de la fructificación se dan en posiciones soleada.

En general, no presenta ningún tipo de poda, aunque la toleran a la perfección; únicamente luego de la floración será conveniente eliminar las ramas o brotes indeseados en los arbustos que lo precisen. En la formación de setos, se podarán según las necesidades estéticas de los mismos.

Modo de propagación de la Pyracantha

Pyracantha

Se puede multiplicar fácilmente a través de semillas. Ante sembrarlas será conveniente despulpar las bayas, para favorecer la germinación de las semillas. Estas se guardarán estratificadas hasta la primavera, época en que se plantan. La plantación se efectúa bajo cristal. Una vez terminada, y cuando el tamaño de las plántulas permita manejarlas sin riesgos, se trasplantan a macetas.

La Pyracantha también se puede reproducir mediante el esqueje en verano o en otoño e invierno. El injerto también es un buen método de reproducción para algunas variedades.

No hay comentarios

Dejar una respuesta