Cajoneras-huerto

Qué son las cajoneras para huerto y cuáles son sus ventajas

Las cajoneras son muebles muy prácticos, indispensables para organizar nuestro huerto. Encontramos numerosos modelos en el mercado que nos permiten satisfacer nuestras necesidades de almacenaje.

Debido a su versatilidad, se pueden colocar en cualquier estancia del jardín o espacio verde y proteger los cultivos. Los diferentes tamaños permiten que se adapten al espacio que tenemos disponible. Así que convendría saber qué son las cajoneras para huerto y cuáles son sus ventajas.

Qué son las cajoneras de jardín

Las cajoneras de jardín son estructuras que se instalan por lo regular en miniinvernaderos o complemento del mismo.

Este accesorio se usa para proteger los cultivos de hortalizas y legumbres, a la vez que estimula el desarrollo de plántulas. En el invierno ayuda a proteger del frío a la siembra temprana, las flores y ciertos cultivos.

Para que pueda ubicarse en un lugar excelente, habría que estar orientado al sur para que las plantas tengan la temperatura ideal para su germinación. Ahora bien, la elección para comprar una cajonera de jardín va a depender de varios factores como calor, humedad, luz y aire, así como necesidades y objetivos propios.

Tipos de cajoneras que existen en el mercado

Sino cuentas con un jardín o la tierra es de baja calidad, el adquirir una cajonera para huerto es la solución. Así que vayamos a conocer los tipos que hay en el mercado para elegir el mejor.

Cajonera de jardín chica. Es una estructura simple que se puede dividir en frías o calientes. Las cuales son armarios sencillos sin fondo que se colocan de forma horizontal sobre el suelo con tapa de cristal.

Cajoneras frías. Se emplean para poder lograr que la planta sea más vigorosa antes del trasplante. La ventaja es que permite su extensión de cultivos en la primavera y un par de semanas en el otoño. Pero cuando recién caiga la noche y sea muy fría, esta estructura deberá permanecer cerrada y el cristal deberá estar cubierto de paja. En cambio, cuando los días están a tope con el sol, es importante abrirlo para poder airear las plantas.

Cajonera caliente. Funciona como una fuente de calor artificial, que es por medio de bombillas eléctricas con un cable subterráneo.

Cajonera de jardín grande. Son estructuras de un tamaño significativo y se pueden usar todo el año como complemento del invernadero. Están hechas de un armazón cubierto por láminas de policarbonato y equipadas con una puerta y, un techo que puede ser desmontable para dar estabilidad.

Otras cajoneras de jardín. Entre los modelos de cajoneras están los de madera como pino tratado, las de policarbonato con un espesor de 4 mm, las que son tratadas contra los UV para proteger las plantas. Incluso hay cajoneras de varios compartimentos, de armazón doble, de techo retráctil para regular la temperatura interior, de resina que la hace estar más robusta, o bien, de dos puertas para un fácil acceso.

Construcción de una cajonera para huerto

Para construir una cajonera para huerto no se requiere de muchos conocimientos. Así que con este paso a paso podrás lograrlo fácilmente. ¡Toma nota!

  • Ensambla 4 tablas utilizando escuadras en cada esquina.
  • Delimita los cuadrados con cuerdas o cables.
  • Coloca el cajón en el suelo.
  • Llena el cajón con tierra o sustrato especial para huerto urbano.
  • Distribuye bien la tierra con ayuda de un rastrillo.
  • Siembra las semillas o las plantas.

Puedes construirlo con tablas, troncos redondos o vallas de jardín. Si prefieres la madera, verifica que no haya sido tratada con sustancias nocivas que puedan transferirse al sustrato. Y si no quieres fabricar una cajonera, recuerda que en los centros de jardinería puede adquirirlas. 

Herramientas necesarias para las labores de huerto en cajonera

  • Regadera con alcachofa
  • Paleta, azadillo y rastrillo
  • Capacho de plástico para  compost y tierra.
  • Cesta para recoger el fruto.
  • Tijera podadora
  • Cañas de bambú u otras para entutorar o marcar los semilleros.
  • Guantes de trabajo.

Dependiendo del lugar quizá también necesitemos una red de nylon de color verde para proteger ciertos cultivos de las aves.

Las cajoneras viejas o en desuso también pueden servir de plataforma para construir un huerto urbano. Si son de madera, forra los cajones con bolsas de plástico antes de introducir la tierra y procura guardar distancia entre ellos para que penetre la luz.

Ventajas del cultivo en cajonera

Este tipo de cajoneras son capaces de ofrecer numerosas ventajas a quienes hacen uso de estas. Así que vayamos a conocer alguna de ellas:

  • Cultivar muchas plantas en poco espacio.
  • Las plantas al estar tan juntas apenas le salen hierbas.
  • El riego es menor, ya que dan sombra unas a otras y las raíces están más frescas. Todo ello redunda en menos trabajo y tiempo.
  • Protege las plantas de las heladas y los pájaros, ya que disponen de cierres que evitan verse afectadas por el frío o las aves.
  • Mantiene el abono o sustrato bien recogido, sin que el mismo se desparrame por el resto del suelo o pavimento, incluso en días de lluvia.
  • Rotación de cultivos para que la tierra no se empobrezca. Para la rotación, conviene construir dos cajoneras.
  • Las hortalizas que se pueden cultivar con éxito son: guisantes enanos, judías verdes enanas, zanahorias, espinacas, lechugas, escarolas, rábanos, apio, cebollino, berenjenas, pimientos, puerros, acelgas, rúcula, albahaca y fresas.

Como en cualquier cultivo, la clave del éxito de este tipo de sistema (cajoneras) radica en función del esmero y dedicación para el cuidado de las especies. Sin embargo, no está de más conocer las reglas básicas para el huerto en casa.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados