Hola. Mi nombre es Mauricio, tengo 45 años y he alcanzado muchas de las expectativas que me había planteado en mi vida.

Nada ni nadie me ha detenido con tal de conseguir mis fines. En lo profesional soy una persona altamente valorada. En lo personal, tengo una familia a la que adoro y para la que vivo.

Soy una persona ambiciosa, trabajadora, luchadora…. He sido formado en grandes escuelas internacionales de negocios y a lo largo de mi carrera he desempeñado importantes puestos directivos, soportando el peso de la responsabilidad que ello conlleva.

He recibido cursos de formación, sesiones de “coaching”, de liderazgo y de recursos humanos por los más altos expertos en esos temas.

He participado en actividades en las que nos han enseñado a como dirigir a las personas, a focalizar su motivación, haciéndoles partícipes de la importancia y de la misión de mi empresa.

En definitiva, soy un ejemplo a seguir.

Hoy he recibido un comunicado de la central de la compañía, está ubicada en Munich.

Se trata de un nuevo programa de formación para directivos.

¡No!, no se trata de escalar un pico de los Pirineos con mis colaboradores, ni de aprender a navegar a vela con ellos para aprender la importancia de trabajar en equipo. ¡No!.

Esta vez, la cosa es distinta. ¡Un jardín!….La prueba consiste en hacer un Jardín. Sin nadie. ¡Yo sólo!.

Perfecto. Entre usted y yo, estoy harto de la gente, siempre hay que tirar de ellos, aguantar sus problemas. Motivarlos, dicen…..

Esta vez sólo dependo de mí, y cómo ya le he dicho… soy un ejemplo a seguir. Creo que si paso ésta prueba, el puesto de Director de Marketing Mundial de la compañía, será mío.

Así pues, he pensado en usted, para proponerle que me ayude a llevar a cabo éste proyecto. Proyecto al que por otra parte no veo dificultad alguna en superar, y que si usted pone algo de su parte… uhmm, podríamos tener finalizado en unos, … ¿tres, tal vez cuatro meses?.

No le he dado muchas vueltas, pero creo que podríamos poner rosales,- me gustan mucho-, césped, -el verde es un color que me relaja-, pinos y algún que otro adorno de esos que se ven tanto por los parques de las ciudades.

Espero que le apasione este reto tanto como a mí, y podamos llevarlo a buen puerto de la mejor manera posible. Usted ganando dinero y yo, consiguiendo mi puesto en Munich.

Espero su respuesta y todas las consideraciones que estime oportunas.

Por ir perfilando el proyecto, -soy una persona organizada y metódica- le rogaría, me enviara sus primeras impresiones. Y por favor, trate de contactar conmigo los martes o jueves. Los demás días estoy muy ocupado.

Atentamente, Mauricio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí