Rebutia es un cactus de flor muy fácil de cultivar perteneciente a la familia Cactaceae. Comienza a florecer cuando aún es joven y lo hace de manera abundante durante la primavera-verano. Las flores de la Rebutia son muy llamativas, de colores brillantes, y algunas veces suelen envolver el tallo, el cual puede ser redondo o cilíndrico y estar cubierto por pequeños brotes simétricos denominados tubérculos, cada uno de ellos se encuentra rematado por una areola con forma de cojín.

Rebutia3

Quizás también te puede interesar: El Astrofito, un cactus que merece una reverencia

Los retoños se desarrollan en la base fácilmente. Existen diversas variedades para escoger con flores de distintos colores, ya sea blancas, anaranjadas, amarillas, rojas y rosadas. Estos cactus de flor son encantadores y nunca te decepcionarán, a no ser que los descuides completamente. No obstante, si le proporcionas los cuidados necesarios, obtendrás muy buenos resultados.

Cuidados de la Rebutia en primavera y verano

Rebutia2

A principios de la primavera, extrae el cactus Rebutia de su tiesto. Si se encuentra saturado de raíces o si el tallo ha empezado a presionar los bordes del mismo, deberás trasplantarlo. Escoge una maceta de una medida más grande y rellena de compost especial para cactus. La temperatura ambiental de la época es apropiada para las Rebutias.

Proporciónale a la planta buena luz, aunque siempre deberás protegerla del sol directo. El cactus de flor disfrutará de la atmósfera seca y ventilada. No la riegues hasta que la tierra esté totalmente seca y, posteriormente, proporciónale mucha agua. Abónala de manera regular y, si posible, agrega un fertilizante para cactus.

Cuidado de la Rebutia en otoño e invierno

Rebutia1

Lo ideal es mantener las temperaturas a un mínimo de 10 °C, siendo la temperatura ideal los 16 °C. Interrumpe el riego en invierno, pero examínala de manera regular y agrega algunas pocas gotas de agua al compost para evitar que se resequen. Cuando aparezcan los primeros capullos florales, reanuda el riego e incrementa la cantidad de agua de manera gradual a medida que vayan subiendo las temperaturas. Mantén el cactus de flor resguardado de las corrientes de aire frío en un sitio lo más iluminado posible: la luz adquiere un papel fundamental en primavera, cuando empiezan a desarrollarse fuertemente las flores.

Propagación de la Rebutia

Rebutia

La Rebutia puede propagarse a través de semillas o retoños. Con estos últimos, tendrás siempre la seguridad de que serán iguales a la planta madre. En invierno-primavera deberás extender una capa de semillas sobre la superficie del compost especial para cactus bien mojado y cubrirlas con arena gruesa. Coloca las semillas en un propagador o envuélvelas con una bolsa de plástico, manteniendo siempre la temperatura entre 21-27 °C, en la sombra. Una vez que las semillas hayan germinado, extráelas del propagador y llévalas a un sitio iluminado a una temperatura de 16-18 °C.

Cuando los pequeños cactus de flor midan 2,5 cm, plántalos por separado. Un método más rápido de propagación es a través de retoños que crecen en la base de la planta. Corta los vástagos con cuidado usando un cuchillo afilado y sumerge las puntas cortadas en azufre, esperando después de varios días para que se formen callos. Cuando estén secos, plántalos en compost para cactus apenas húmedo y mantén la temperatura entre 16-18 °C.

La plaga más común de la Rebutia en la cochinilla algodonosa. Quita los insectos y sus huevas de las hojas con un pincel humedecido en alcohol metílico, o bien, pulveriza la planta con un insecticida a base de malathion. Cuando compres la Rebutia, procura ejemplares sin manchas y con abundantes retoños alrededor de la planta principal, que debe ser mucho más grande. En verano, la planta deberá tener varios pimpollos.

Te recomendamos leer: Decora tu Casa en Navidad con Flores de Cactus

Si te ha sido útil este post sobre cuidados y propagación de la Rebutia, deja tu comentario y ayúdanos a difundirlo en las redes sociales.

Imágenes: DornenwolfJevgenijs Slihto, Resenter89, George

No hay comentarios

Dejar una respuesta