Los higos son considerados en muchos lugares como frutas sagradas, pero lo mejor es que puede cultivarse en casi cualquier suelo. Dependiendo la variedad será su adaptación al clima y suelo. Así que si quieres cultivar esta deliciosa fruta en el jardín he aquí unos cuantos consejos.

Cultivar higos

No dejes de leer: Cultivo del mango en maceta ¡Aquí te lo cuento!

Recomendaciones para el cuidado de los higos

Las higueras no precisan de mucho abono, sobre todo si el suelo es rico se obtendrán frutos sin necesidad del abono. Pero si el suelo es poco fértil, se puede cultivar higos empleando poca cantidad de composta para el suelo. Las higueras requieren de suelos con un pH neutro.

De los mejores lugares para plantar la higuera es cerca de una barda o pared donde le de el sol. El suroeste o sur es un lugar excelente para plantarlo. Ahora bien, para ayudar a que las ramas crezcan en abanico se puede usar cables atados a la pared a una distancia de 45 cm.

La poda debe realizarse varias veces según el crecimiento. En junio se podan los brotes laterales para que no crezcan dispersas las ramas. La recomendación cuando se cultiva higos en casa, es que debe retirarse en septiembre las frutas más grandes para que el fruto madure el siguiente año.

Higos

En la primavera se cortan las yemas, los brotes y las hojas que salen del árbol, sobre todo aquellas que salen de la pared o están dañadas. Luego se quitan los restos del suelo e incorpora un poco de estiércol sobre el área de las raíces.

No dejar que las raíces de la higuera se dispersen. Para poder restringirlas es mejor hacer que el árbol crezca en una maceta de 45 cm de diámetro. Ahora bien, entre la maceta y el borde debe hacer de 7 a 10 cm de separación para que en la primavera se puede agregar composta para alimentar y efectuar el riego. Incluso si se coloca en maceta se puede mover a donde uno desee.

Otra forma de restringir las raíces es hacer un cuadrado en el suelo junto a la pared y en el fondo colocar unas piedras o ladrillos rotos para que el agua se filtre. Luego llenar una capa de composta de estiércol bien descompuesta, ya después plantar la higuera a la misma profundidad.

Se sabe que el higo está listo cuando comienza a abrirse, o bien, el néctar sale por el ojo u orificio en la base.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí