Si ya tienes todo para iniciar el huerto o ya has comenzado, entonces estas son las reglas básicas que debes considerar para que las plantas puedan crecer sanas y de gran calidad. Quizás, algunas te parezcan por sentido común, pero muchas veces no se toman en cuenta y terminan arruinando las plantaciones.

Huerto jardín

No dejes de leer: Cultivo de vegetales en macetas ¡Algunos les va de maravilla!

Reglas básicas que serán de gran utilidad para el huerto en casa

Planifica con antelación

El planificar es quizás el último parámetro a considerar para los horticultores. Pero tenerlo en cuenta desde el principio puede ser una manera para evitar el fracaso y no desanimarse.

Es necesario planificar aunque se siembren pocas plantas, ya que cada una requiere de ciertos cuidados para garantizar un buen desarrollo. Respeta horarios, organízate, poda, riega, abona y dales todo lo que requieren. Si eres una persona con poco tiempo, elige aquellas plantas de poco cuidados.

Considera que ciertas especies van a morir

La mayoría de las veces cuando un huerto fracasa, no es por falta de tiempo o cuidados, más bien por el primer problema que surja (al atacar una plaga, la planta seque, etcétera). Al inicio lo más probable es que algunas plantas sequen o mueran. Así que habría que tenerlo siempre en cuenta.

Observa el sol

Antes de plantar cualquier especie, es necesario tomarse algunos días para mirar el espacio que estas pensando utilizar para colocar las plantas. Sin embargo, cada especie precisa de una cantidad de sol para poder crecer. Las hortalizas y los vegetales al menos necesitan unas 6 horas, aunque otras especies podrían arreglárselas con menos. Ahora que si tu espacio recibe muchas horas de sol (más de 10 horas), deberás olvidar las de hoja verde, ya que se quemarán. Por el contrario, si la mayor parte del día da sombra, no habrá buena cosecha de hortalizas, pero de plantas y flores de ciertas variedades si.

Obtén tierra durable

Primero habría que diferenciar si cuentas con un jardín o si solo tienes macetas. Si tienes un jardín, la calidad de la tierra no siempre es buena y, para ello, habría que trabajarla durante el primer año. Incluso podrías construir un jardín elevado y colocar tierra en él.

Si plantas en maceta, es necesario tener en cuenta varios aspectos. Un error común, es el de usar la tierra que viene en los plantines sin saber que esa dura solo una temporada, ya que no es muy fértil. Así que habrían ciertas opciones como reemplazarla cada año, plantar en un compost de buena calidad o hacer una mezcla de tierra y compost.

Lechuga suelo

Cada maceta tiene lo suyo

Si estás plantando en macetas, deberás acondicionar la tierra. Para ello, tienes que recordar que esta forma de cultivo tiene sus peculiaridades como un buen drenaje, el riego, la limpieza, etcétera.

Aporte de nutrientes

El sol y el riego son necesarios para que las plantas puedan vivir, ya que ellas generan su propio alimento. Sin embargo, es necesario pensar en el abono que hará la diferencia entre que crezcan fuertes y sean fructíferas a que solo sobrevivan. En un principio, la tierra recién adquirida tendrá nutrientes, pero con el pasar del tiempo se va a menguar y será necesario acondicionarla al agregar compost nuevo o abono.

De las mejores compras será una compostadora, ya que va a permitir tener abono fresco a la vez que reduces el impacto de residuos al reciclar lo orgánico.

Cantidad necesaria de agua

Todas las plantas requieren de agua, pero en distintas proporción. Algunas precisan de una buena cantidad de agua como los tomates, pero que sea constante. En cambio otras, prefieren que no se mojen sus hojas y por ello habría que regarlas a nivel de tierra. Sino sabes cómo regarlas, es mejor acudir con el experto para que te explique, y así evitar errores.

Hortaliza huerto

Reconoce insectos benéficos de plagas

Hay insectos muy pequeños que son enemigos de las plantas y es necesario mantenerlos lejos. Pero hay casos como las abejas y las lombrices que polinizan las plantas o airean el suelo, siendo grandes amigos de la naturaleza y por lógica del huerto. Por si fuera poco, las lombrices son necesarias en la compostera para poder acelerar la descomposición.

La mariquita le encanta comer los pulgones que son una plaga peligrosa. Si tienes la posibilidad de hacerte de un buen arsenal, seguramente será más eficaz y menos dañino que cualquier pesticida.

Aprovecha los espacios con soportes verticales

Otro problema común de las huertas en zonas pequeñas, es que tratan de juntar las plantas, pero cuando estas crecen se ahogan entre sí. Una opción en huertos pequeños son los soportes verticales en donde podrán treparse las plantas rastreras como los tomates o pepinos mientras que en la base se podrá plantar lechugas. La idea principal es adaptar tu huerto.

Realiza podas

Cuando las plantas prosperen, puede que una crezca encima de otra y termine muriendo alguna. Así que no hay más remedio que cortar los tallos más débiles sino empezarán a competir por la luz, el agua y los espacios. Lo mejor es equilibrar la planta.

Se paciente

Algunas personas arruinan las cosechas por ser impacientes, ya que ahogan las plantas con un exceso de agua, las dañan trasplantándolas innecesariamente, las podan cuando aún no están listas o quitan los frutos antes de que estén maduros. Es mejor, darles el tiempo necesario y ser pacientes.

Así que más vale tener en cuenta estos consejos para lograr un huerto de éxito y mantener las plantas sanas y de calidad.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta