Una mascota sana es sin lugar a dudas lo mejor que se puede experimentar para poder pasar ratos de diversión y cariño con ese gran miembro de la familia. Sin embargo, los perros siempre están expuestos a tener inquilinos indeseables en su cuerpo como lo son las pulgas.

Pulgas

Quizás también te pueda interesar : Plantas venenosas para perros

Las pulgas se alimentan de sangre, por lo que el pelaje se transforma en el refugio ideal para los parásitos. Hoy en día existen en el mercado una amplia variedad de productos para acabar con este problema. Pero también hay remedios naturales que pueden contribuir a la causa.

Remedios contra pulgas

Agua de limón

El olor de limón ahuyenta a las pulgas. Incluso cuenta con propiedades desinfectantes. Para ello calienta un litro de agua y cuando este en ebullición, incorpora las rodajas de un limón. Retira del fuego y deja que reposar al menos unas 10 horas en la nevera. Transcurrido el tiempo, vierte el preparado de limón en el pelaje del perro y comienza a cepillar para aniquilar las pulgas.

Aceite de tomillo

Este tratamiento es ideal para acabar con los insectos, solo que es necesario poner más después de tiempo para poder prevenir. Tan solo deshoja el tomillo, lava las hojas, ponlas a secar y enseguida muele hasta que suelte la grasa. Cuando se obtenga el aceite, cuela, vierte en un frasco y aplica sobre en pelaje del perro.

Perros pulgas

Ajenjo

Esta planta es una excelente opción para eliminar estos indeseables insectos. Tan solo es tener cerca de casa esta especie, ya sea en el jardín, en macetas cerca de la entrada, unos saquitos por su camita u hogar, o bien, una infusión, porque el olor ayuda a ahuyentar las pulgas.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene propiedades fungicidas y antibióticas, lo que va a ayuda a deshacerse de esos insectos a la vez que desinfecta la zona. Este último es muy importante, ya que la cavidad por donde se alimentan queda abierta, siendo un riesgo de infección. Así que solo debes calentar un litro de agua y enseguida vierte 30 ml de vinagre de manzana. Después humedece una esponja en la preparación y pásala por el pelo de la mascota, teniendo preferencia en aquellas áreas donde se albergan las pulgas como lo son detrás de las orejas y el cuello. Luego peina para que los insectos queden en las cerdas del peine.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta