Las plagas son un dolor cabeza, ya que pueden perjudicar seriamente el jardín o huerto. Así que un preparado a base de ortiga puede ser la solución perfecta acabar con esos insectos sin dañar las plantas y las flores.

Plagas preparado ortiga

Quizás también te pueda interesar: Jabón potásico para combatir las plagas

El macerado de hojas de ortiga (Urtica urens), resulta una preparación ecológica muy sencilla de hacer para poder repeler pulgones, ácaros y moscas blancas. Incluso se puede emplear como abono foliar por su contenido de nitrógeno y micronutrientes minerales.

Cómo hacer el preparado de ortiga

Materiales

  • 1 litro de agua
  • un puñado de hojas de ortiga fresca
  • 1 jabón blanco neutro (opcional)
  • 1 recipiente de plástico con tapa
  • 1 tijeras
  • Guantes

Elaboración paso a paso

  1. Las planta de ortiga es fácil de conseguir. Siendo una planta que crece durante las temporadas frías (de 14 a 18˚C), por lo que en el invierno es más sencillo ubicarla.
  2. De las plantas se debe extraer las hojas con mucho cuidado, ya que los finos pelos que contienen puede causar irritación si es que se está en contacto directo. Así que es preferible usar guantes y ayudarse de las tijeras.
  3. Las hojas deben colocarse dentro del recipiente e incorporar el agua de modo que las cubra perfectamente. Tapar y colocar en un lugar fresco. Dejar reposar alrededor de 1 a 2 días.
  4. Transcurrido el tiempo, retirar la tapa y colar el líquido, el cual estará listo para aplicar sobre las plantas.

Dentro de la característica principal de esta planta es la irritación en la piel al entrar en contacto con las hojas y los tallos, esto se debe a los pelos urticantes que al romperse liberan estas sustancias.

Otra características es su olor, el cual es muy fuerte y fácil de impregnarse. Pero al estar en contacto con la planta no va a provocarle el menor daño y puede aplicarse sin mayor temor.

Cómo se aplica

Preparado ortiga

La dosis de aplicación puede variar, sin embargo la más usada es la de ½, lo que significa que es una taza de líquido de ortiga por cada 2 tazas de agua. Se debe aplicar con la ayuda de un rociador para que aquellas gotas finas que salen expulsadas puedan adherirse a las hojas. Ahora que si se requiere mayor adherencia, se puede añadir jabón blanco neutro.

Para tener un mayor control de los insectos picadores o chupadores se debe aplicar en la parte superior e inferior de las hojas, ya que estos insectos se desarrollan en la parte baja de la hoja. Además, se recomienda aplicar una vez por semana para evitar que sea atacado por plagas.

De no emplearse el preparado, se puede almacenar en el refrigerador en la parte baja y bien etiquetado. Con ello puede durar de 1 a 2 meses, sin perder su efecto repelente.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta