El temor al pincharse con las puntas afiladas del cactus, es suficiente para que la mayoría se abstenga a tocarlo, y es lo que explica por qué son dejados en una misma maceta durante años hasta que empiezan a declinar por la falta de elementos nutritivos. Tarde o temprano, tendrás que replantar un cactus si deseas que se desarrolle bien.

replantar un cactus

Quizás también te pueda interesar: Aporocactus, un cactus repleto de hermosas flores

¿Cuándo hay que replantar un cactus?

Las plantas jóvenes crecerán rápidamente cada año y tendrás que cambiarlas a un recipiente un poco más grande. En su hábitat natural, el cactus del desierto se ve obligado a extender sus raíces lo máximo que pueda para aprovechar la poca humedad que pudiera suministrarle la tierra.

Un cactus de 15 cm puede tener raíces que se expanden a lo largo de un metro cuadrado. Cuando se ven aprisionados en una maceta pequeña, estos vegetales se desbordan del recipiente. Muchos cactus del desierto no exceden los 60 cm de altura por 15 cm de ancho, y algunos pueden tener un máximo de recipiente de 20 cm. Pero otros seguirán creciendo y precisarán macetas mucho más grandes.

Los cactus del bosque no poseen un sistema de raíces extenso y es probable que no superen la capacidad de una maceta de 25 cm de diámetro. Abona la planta retirando 2,5 a 5 cm de capa superficial y sustitúyela con tierra nueva. El mejor momento para hacer el cambio de maceta es a inicios de la primavera y nunca tendrás que hacerlo en los meses de invierno.

¿Qué compost y maceta usar?

Los cactus precisan una mezcla porosa para conservar su textura abierta como, así también, un buen drenaje a través del riego repetido. De otra manera, las raíces pueden empezar a pudrirse. Utiliza un buen compost especial para cactus o prepáralo tú mismo usando una parte de arena gruesa o perlita y dos partes de compost normal.

En cuanto a la maceta, no importa si usas de arcilla o de plástico, siempre que estén limpias. Recuerda que las plantas que crecen en macetas de plástico precisan menos riego.

¿Cómo cambiar el cactus de maceta?

Riega el compost y déjalo drenar durante un par de horas. Asegúrate de tener las manos bien protegidas con un par de guantes o utiliza tenazas o un papel periódico enrollado para manipular el cactus. Cógelo y trata de sacarlo de su maceta y si no da resultado, colócalo hacia abajo y golpea ligeramente la base de la maceta. Si se resistiera, empuja la masa de raíces introduciendo un lápiz a través del orificio de drenaje.

Rellena la maceta nueva con una capa de material de drenaje y coloca una capa de compost en la parte superior. Retira cualquier segmento de tierra suelto quebradizo y la suciedad que pudiera colgar de las raíces. Sitúa la masa de raíces del cactus en el centro de la maceta.

Vierte el compost a los costados y sobre la masa de raíces, y golpea la maceta ligeramente para que la planta esté bien establecida. Evita afirmarla apretando el compost.

Te recomendamos leer: Cactus cola de rata, una planta ideal para balcones

¿Qué te ha parecido esta información sobre cómo replantar un cactus? Deja tu comentario.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta