Rosa del desierto también conocida como Adenio, Adeno, Kudo o Sabi Star. Pertenece a la familia de las Apocináceas. Es originaria de la zona tropical del este y sur de África y Arabia, por lo que suele encontrarse en países como el Yemen, Namibia, Isla de Madagascar, Sudán, Uganda y Tanzania.

rosa-del-desierto

Características de la Rosa del desierto

Se trata de un arbusto perenne suculento, de crecimiento lento y llega a medir hasta los 1,5 metros de alto en tierra y en maceta un poco menos. El tronco se destaca por su engrosamiento, llamado caudex, el cual funciona como almacenador de agua. Y es precisamente el caudex que le da un aspecto de bonsái. Las coriáceas hojas están en espiral y son simples. Las flores son rosas o rojas, tubulares y con cinco pétalos de unos 5 cm de diámetro.

Cuidados de la Rosa del desierto

adenium-obesum

Suelen estar como plantas de interior, aunque es posible cultivarlas en el exterior, siempre y cuanto este protegida, ya que no toleran temperaturas que desciendan de los 10˚C.

Esta especie debe cultivarse a pleno sol, aunque puede crecer bajo luz solar filtrada.

El suelo debe estar bien drenado y rico en materia orgánica. Pero puede acomodarse a un suelo pobre.

Requiere de poco riego con un aporte de agua de cada 15 días en la primavera y el verano. Mientras que para el otoño se necesita reducir un poco hasta eliminar en el invierno, que es la época de reposo. Así que en esta temporada quizás pierda sus hojas pero es normal.

Al momento de la poda debe hacerse con mucho cuidado, ya que la savia que contiene es tóxica y podría causar irritaciones en la piel.

En cuanto al abono debe ser un par de veces en el verano con algún fertilizante especial para suculentas y cactus.

Se puede multiplicar a partir de retoños que produce la planta, o bien, por semillas, pero el crecimiento es lento. Para hacerlo del primer método solo es necesario cortar el retoño, lavarlo y dejar que seque durante unos cuantos días. Posteriormente ponerlo en un sitio cálido y plantarlo en un compost arenoso y moderadamente húmedo.

Dentro de las plagas susceptibles a esta planta se encuentra la mosca blanca o el pulgón. Aunque habría que tener cuidado con el exceso de agua o el ambiente frío que son factores que pueden contribuir a la muerte de la planta en muy poco tiempo.

Imágenes cortesía de: pixabay, curiousplants

No hay comentarios

Dejar una respuesta