Existen pocas especies de la Schlumbergera y todas ellas son de origen sudamericano, precisamente en las regiones montañosas del sur de Brasil. En su hábitat natural, la Schlumbergera es un cactus de bosque y crece como epífitas sobre otros árboles de junglas y selvas. Sin embargo, se han adaptado muy bien al cultivo en macetas como plantas de interior y, también, en cestas colgantes. Los especímenes cultivados como plantas de interior son híbridos.

schlumbergera2

Quizás también te pueda interesar: El cuidado del cactus a lo largo del año

Cuidados de la lumbrera en primavera y verano

Trasplanta la Schlumbergera cada año en primavera luego de que toda las flores se hayan marchitado. Usa un compost sin cal con un poco de turba añadida y si lo deseas puedes preparar tú mismo tu compost ácido mezclando una parte de mantillo descompuesto con una parte de arena gruesa y dos partes de turba.

Coloca siempre una buena capa de material de drenaje en la base del recipiente y forma la cesta colgante con musgo esfagnáceo antes de rellenarla con el compost. Trasplántala a un recipiente mucho más grande cuando las raíces hayan llenado el recipiente actual por completo.

schlumbergera

A pesar de ser una planta de floración invernal, el crecimiento activo se produce entre la primavera y el verano. Mantén a la Schlumbergera bien regada, como para que el compost se mantenga siempre húmedo y, de ser posible, utiliza agua de lluvia o agua hervida con unas gotas de vinagre, ya que estas plantas no toleran la cal.

Abónala de vez en cuando durante el tiempo estival y recuerda que la temperatura debe rondar entre los 16 y 18 °C, por lo que, si en el interior de la casa la temperatura es superior, tendrás que colocarla fuera en un sitio semisombrío.

Cuidados de la Schlumbergera en otoño e invierno

schlumbergera1

No olvides volver a llevar a tu planta de interior antes de que empiecen los primeros fríos para mantenerla alrededor de los 13-16 °C. Si bien, el invierno en la temporada de floración principal de la Schlumbergera, no es preciso proporcionarle temperaturas muy elevadas, aunque tampoco deben ser inferiores a los 13 °C.

Riégala con mucho cuidado, solamente para mantener el compost húmedo y agrega un fertilizante líquido al agua cada dos semanas desde que comienza el otoño hasta que finalice la floración a principios del año siguiente.

¿Qué te ha parecido esta información sobre la Schlumbergera? Deja tu comentario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta