Antorchas de jardín

En los ultimos años ha habido una gran proliferación de todo tipo de antorchas de jardín, las más comunes han sido las antorchas de bambú, pero actualmente las podemos encontrar en todos los materiales y en todos los tamaños.

Ultimamente las antorchas de acero inoxidable estan comiendo terreno a las antorchas de bambú por que son algo más seguras, pero sobre todo más duraderas. Estas pequeñas instrucciones de uso sirven para todas ellas, no importa el material en que esten construidas.

Estamos jugando con un liquido altamente inflamable y con fuego, hay que tener mucho cuidado. Recomendamos prudencia y sentido común. Por esta razón compra antorchas de calidad, aceites de calidad y mechas de calidad.

antorcha01
Antorchas decorativas de acero inoxidable.

 

Información para su seguridad.

Utilice exclusivamente aceite natural para lámparas o aceite para lámparas que no provoque lesiones pulmonares en caso de ingestion accidental, que sea aceite de calidad. Nunca usar gasolina, alcohol u otros materiales inflamables.

Mantener la llama lejos de objetos inflamables, no transportar la antorcha estando encendida y no dejar la llama encendida sin vigilancia. Finalmente situar la antorcha sobre una superficie firme y resistente al calor.

El llenado de la antorcha

Desenroscar el porta mechas en dirección contraria a las agujas del reloj, para proceder al llenado de la antorcha. Verter el aceite indicado, sin sobrellenar la antorcha. 1.25 cm por debajo del nivel máximo de llenado. Especial atención a no derramar aceite fuera del tanque de la antorcha. En tal caso limpiar debidamente. Asegurarse que la mecha esta 2 cm, como mínimo, por encima del portamechas. Enroscar debidamente el portamechas, junto con la mecha, en la antorcha en dirección de las agujas del reloj,

El encendido de la antorcha

Esperar entre 5 y 7 minutos, permitiendo a la mecha empaparse del aceite introducido en el tanque. Encender la mecha utilizando una cerilla de madera.

El apagado de la antorcha.

Colocar el matacandelas sobre la llama, esperando a que esta este totalmente apagada. No tocar el matacandelas, ni la mecha, ni el portamechas, ni en definitiva la antorcha, hasta que se haya enfriado, especialmente si se procede a guardar la antorcha para usos futuros.

Advertencia: para niños pequeños, un solo trago de este aceite, incluso chupando la mecha puede causar daños muy peligrosos. En caso de ingestión, no provocar el vomito, acudase inmediatamente al médico y muéstrele la etiqueta o el envase.

 

antorcha02

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta