El tener un jardín con plantas esplendorosas ya de por si es único. Ahora si a eso le incorporan unas cuantas rosas, será el broche de oro para cualquier espacio verde, ya que son flores elegantes, clásicas y de un gran porte. Así que si te gusta cultivarlas, te voy a explicar un par de secretos que quizás pasabas por alto ¡Presta atención!

Secretos rosas

Quizás también te pueda interesar: Solidago, planta con numerosas flores capaces de regenarse

Secretos de las rosas

Un rosal bien formado

La mayoría de las rosas aparecen en distintas direcciones, por lo que es esencial colocar la planta en el hoyo de plantación de manera que el lado opuesto pueda brotar hacia el norte. Esta tarea es muy simple, pero va a producir un hueco en forma de arbusto y la rosa va a madurar mejor, estimulando a que crezca bien por cualquier lado.

Mejor con sol

Las rosas adoran el sol, por lo que les va a ayudar a mantenerse fuertes y crecer de manera vigorosa y saludable. Así que lo ideal es que la planta pueda disfrutar de al menos unas seis horas de sol diarias.

Un té para las rosas

Quizás, te parezca un poco raro pero si se quieren unos rosales fuertes y llenos de energía, tan solo les bastara con ponerles unas bolsitas de té por debajo del mantillo. Al regar las plantas, los nutrientes de las bolsas de té van a salir hacia al suelo y, con ello, estimularan el crecimiento de las mismas.

Rosas

Raíces húmedas

El mantener las raíces húmedas va a ayudar a retener el agua de alrededor de las raíces. En un clima cálido, las rosas necesitan algo de líquido en la semana, ya sea por medio natural (lluvia) o manual (manguera). Así que es importante que al regar, se asegure que el agua se filtre en la tierra para que llegue a las raíces, sin mojar el follaje. Esto último puede provocar que las hojas enfermen, por eso habría que tener cuidado.

Cuidar las rosas de enfermedades

De los síntomas comunes en las rosas cuando están enfermas se presentan en las hojas. Así que hay que protegerlas rociando una solución de bicarbonato de sodio y unas gotas de jabón líquido con un poco de agua. Enseguida pulverizar con este tratamiento cada cinco días hasta que las manchas logren desaparecer.

Así que si eres un enamorado de las rosas, prueba con estos trucos y haz que ese jardín sobresalga.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta