Sedum morganianum o Sedum burrito también conocida como Cola de borrego, Cola de burro, Borrego, Trenza de gitana, Trenza india o Nariz de borracho. Es originaria del sur de México y Centroamérica, la cual pertenece a la familia Crassulacea, siendo una de las 350 especies de plantas suculentas

Sedum morganianum suculenta

Quizás también te puede interesar: Enfermedades y plagas más comunes de los cactus y las suculentas

Características del Sedum morganianum

Planta suculenta perennifolia de porte erecto que se vuelve colgante con la edad, la cual se compone de tallos que llegan a medir unos 40 a 50 cm de largo, por lo que es considerada como una especie interesante para tener en mesas altas o para colgar en el techo. Las hojas son gruesas, redondeadas, carnosas y de color verde azulado. Las flores son pequeñas en forma de estrella y aparecen en la punta de los tallos, de color rosa intenso o rojo. Florece a finales de la primavera o al inicio del verano.

Cuidados del Sedum morganianum

Sedum morganianum

Es una suculenta de gran belleza y crecimiento rápido. Es preciso cultivarla en un sitio muy iluminado a pleno sol, aunque prefiere una sombra ligera, evitando los rayos del sol directos.

Es una especie que soporta las heladas débiles de hasta los -2˚C, pero requiere de protección contra el granizo.

El suelo debe ser bastante suelto con un sustrato para cactus y suculentas y, bien drenado. El trasplante de maceta o de la plantación debe ser en la primavera.

El riego debe ser moderado todo el año, pero en el invierno debe ser escaso tan solo para mantener el sustrato húmedo, ya que sus hojas poseen una especie de deposito de líquido que usa en períodos de sequía. Así que el punto débil de esta planta es el exceso de agua que podrían marchitar sus hojas y perder coloración.

El abono debe ser una vez al mes en dosis moderadas y en el período de crecimiento. Pero en el invierno no abonar para nada.

Es capaz de soportar podas ligeras de formación para eliminar tallos secos y flores marchitas.

La reproducción se hace por medio de esquejes de tallo o de hoja en cualquier época del año. Los esquejes hay que dejar que formen callo antes que se planten.

Son plantas resistentes a las plagas y enfermedades, a lo único que temen es al exceso de riego.

Así que si tienes en mente unas lindas macetas colgantes en la entrada, esta opción de suculentas puede ir de maravilla.

Imágenes cortesía de: zambaville, Manuel

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta