La acelga es una de las verduras de hoja verde más populares de Europa, que suele cultivarse en la costa mediterránea y en todo el mundo. Las hojas jóvenes pueden añadirse a las ensaladas, y cuando estén más maduras, deberán saltearse o cocinarse para preparar diversos platillos. Estas son muy ricas en vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes como, por ejemplo, ácidos grasos Omega 3, betacarotenos y flavonoides, entre otros antioxidantes. Continúa leyendo para saber cómo sembrar acelga en tu huerto.

sembrar acelga

Quizás también te pueda interesar: ¿Cómo cosechar espinacas? ¡Aquí te lo decimos!

Cómo y cuándo sembrar acelga

Para sembrar acelga deberás colocar las semillas en remojo en agua durante dos días antes de plantarlas. Después, tendrás que plantarlas en un suelo rico en nutrientes y con buen drenaje a 2,5 cm de profundidad. Si vas a plantarlas en hileras en el huerto de tu casa, tendrás que hacerlo a 8 cm de distancia entre cada una de ellas.

Ten en cuenta que la acelga precisa mucho espacio por sus raíces, por lo que tendrás que separar las hileras en 50 cm. Si vas a plantar acelga en un macetero, utiliza uno de 25 litros y con una profundidad mínima de 25 cm. La acelga prefiere tierras con un pH cercano a 6,5.

Comienza a plantar acelga cuando falten de dos o tres semanas para la última helada de la temporada para que comiencen a desarrollarse a finales del verano. Si vives en una zona con un invierno poco riguroso, puedes plantarlas a finales del verano para cosecharlas en invierno.

Sol, riego y recolección

A la acelga le encantan los sitios soleados en jardines o terrazas, pero también puede crecer adecuadamente a la semisombra. Riégala dos o tres veces a la semana, dependiendo siempre de lo caluroso que esté el clima. Cuando las hojas de la acelga lleguen a los 18 cm de alto, tendrás que arrancar las que estén más afuera. Cuando las plantas sean lo suficientemente grandes, arranca las hojas verdes y las pencas.

Te recomendamos leer: Como cultivar berros en el huerto de tu casa

Como podrás ver sembrar acelga en el huerto de tu casa es bastante simple y no requiere muchos cuidados. Además, es resistente contra causas parasitarias. Cuando vayas a cocinar acelga, debes recordar que las hojas son más tiernas que la penca, por lo que ambas cosas deben cocinarse por separado debido a que poseen diferentes tiempos de cocción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí