Planta rosario o Senecio rowleyanus pertenece a la familia de la Asteraceae. Originaria del Sur de África, la cual se le conoce como bolitas colgantes, guisantes y sarta de cuentas. Se adapta rápidamente, por lo que puede ser cultivada como planta ornamental de interior con flores que embellecen de manera extraordinaria.

cuidados-senecio-rowleyanus

Características del Senecio rowleyanus

Planta de interior suculenta, perenne y de porte colgante que resulta excelente para habitaciones. Las hojas carnosas casi esféricas de unos 7 mm de diámetros que simulan un hermoso rosario, las cuales tienen finas bandas traslúcidas que permiten que la luz llegue a los tejidos interiores para producir la fotosíntesis. Las flores son blancas de 12 mm de diámetro y brotan pedúnculos. Cuando florea se forma una especie de pompón que producen un aroma parecido a la canela.

Cuidados del Senecio rowleyanus

senecio-rowleyanus

Al ser una planta suculenta los cuidados son muy sencillos. Puede prosperar en una exposición de sombra clara como cerca de una ventana, pero también puede ubicarse en un lugar soleado, ya que favorece en el desarrollo y la floración. No obstante, en verano debe estar lejos de los rayos directos del sol, ya que son tan fuertes que probablemente la planta no podrá tolerar.

La temperatura no debe bajar a los 5˚C. Lo mejor es protegerla en el invierno.

El suelo ideal es una mezcla de partes iguales de arena silícea y mantillo de hojas.

Con respecto al riego debe ser moderado, dejando secar por completo el sustrato antes de volver a regar, por lo menos un riego a la semana sería lo mejor.

El abono se precisa en la primavera y el verano empleando un fertilizante líquido para cactáceas.

Florece en verano, siendo de una belleza incomparable.

Se multiplican por esquejes de tallo con raíces adventicias. Incluso pueden colocarse en una maceta con tierra bajo la planta y colocar el tallo en contacto con dicha tierra hasta que enraice. Posteriormente cortar para separar la nueva planta.

El mayor enemigo del senecio es el exceso de agua, por lo que a la hora de trasplantarlo se debe asegurar que el fondo de la maceta (de preferencia de barro) tenga una base generosa se drenaje, utilizando grava volcánica, trozos de tiesto rotos o de tejas rotas. De este modo se filtrará bien el líquido, evitando el encharcamiento.

Así que si estas pensando qué planta adquirir, quizás esta sea la opción, tan fuera de lo común, pero sin dejar de pasar tan extraordinaria belleza.

Imágenes cortesía de: guidadejardin, blogcasamila,

 

 

 

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta