El Senecio es uno de los mayores géneros de plantas que se encuentra formado por aproximadamente 2000 especies de diferentes tamaños. Estas se encuentran distribuidas por todo el mundo y son diferentes entre sí. Muchas veces se ha intentado dividir este género enorme en grupos más reducidos, lo que ha llevado a diversas confusiones en cuanto al nombre y la cantidad de especies que se cultiva como planta de interior. Los Senecios de interior más populares son las variedades de la especie perenne Senecio cruentus o los híbridos. Estas plantas compactas que florecen en invierno o en primavera, producen matas de flores similares a la margarita en una gran variedad de colores. Son cultivadas como plantas anuales y todas ellas son excelentes plantas de interior.

cineraria

Cuidados del Senecio en primavera y verano

Senecio cruentus e híbridos: las flores pueden ser desarrolladas en cualquier momento en invierno y primavera; y lo ideal es comprar las plantas cuando empiecen a abrirse los primeros capullos. Estos seguirán floreciendo durante varias semanas, luego de lo cual las plantas, por lo general, se descartan.

Sus necesidades son siempre las mismas, así que no importa la época del año en que la compres. Sin embargo, para lograr una excelente floración, deberás mantener la temperatura entre los 10 y los 16 °C y colocar la planta en un sitio iluminado, aunque no directamente expuesta al sol.

Riégala con mucha cantidad de agua como para que el compost se mantenga húmedo, pero ten mucho cuidado de no anegarla. Coloca la maceta sobre un plato con piedrecillas mojadas y rocíala cada tanto para incrementar el porcentaje de humedad de la atmósfera. Agrega algunas gotas de fertilizante líquido en el agua cada 10 días.

Especies suculentas: trasplántalas en primavera en dos medidas de compost y una parte de arena gruesa. Colócalas en una maceta mucho más grande cuando las raíces hayan llenado la anterior hasta un recipiente final de 13 cm de diámetro. Procura no alterar las raíces, pero retira todo el compost viejo al realizar el trasplante. Mantenlas en un sitio iluminado y soleado a una temperatura de no más de 21 °C. Riégala y deja que la superficie se seque antes del próximo riego.

Especies trepadoras: trasplántalas en primavera haciendo uso de una mezcla de tres partes de compost con una de arena. Cambia las plantas crecidas a un recipiente un poco más grande hasta llegar a uno definitivo de 18 cm de diámetro; luego, se aconseja hacer plantas nuevas, dado que las jóvenes son mucho más atractivas que las viejas. Los tallos precisarán algún tipo de soporte para trepar y lo puedes hacer con cañas delgadas. Recorta las puntas de los brotes regularmente para mantener la forma arbustiva y riega la Cineraria abundantemente. Añade un fertilizante líquido al agua cada tres semanas.

senecio

Ahora que ya conoce los cuidados del Senecio en primavera y verano, te invito a conocer los cuidados en otoño e invierno y su propagación en el siguiente post.

No hay comentarios

Dejar una respuesta