Smilax aspera también conocida como Zarzaparilla, Artijol, Eura del diable, Matavelles, Zarza morisca o Artija. Pertenece a la familia de las Smilacáceas y se integra el género Smilax formado por unas 200 especies de plantas trepadoras distribuidas en todos los continentes. Siendo originaria de África, Asia y Europa.

Smilax aspera trepadora

 Quizás también te pueda interesar: Las plantas trepadoras

Características de la Smilax aspera

Planta dioica, perenne, glabra, trepadora, de base leñosa. Liana cubierta de aguijones en tallos y hojas. Las hojas tienen una forma que recuerda a un corazón, la cual puede ser más o menos ancha o alargada en la punta, con forma de flecha, con las aurículas redondeadas. Las flores forman umbelas o fasículos subsésiles terminales o axilares que cuelgan de un pedúnculo, el periantio tiene 6 segmentos libres, perfumadas, de color blanco o verdoso, de 2 a 4 mm. El fruto es una baya con 1 a 3 semillas lisas y brillantes.

Cuidados de la Smilax aspera

Smilax aspera

Crece en encinares, bosques riparios, pinares, robledales, alcornocales, así como diversos tipos de matorrales, desde el nivel del mar hasta los 1,400 m de altitud.

Se pueden usar para cubrir muros, verjas o celosías, aunque también son aptas para macetas o jardineras.

Es un arbusto que prefiere una exposición a pleno sol, pero también puede vivir en semisombra o sombra. Es una planta rústica que soporta el calor intenso y las heladas.

En cuanto al suelo, precisa secos, ricos en base, de un pH de entre 5.5 – 8, pobres en nitrógeno y bien drenado.

Tiene bastante resistencia a la sequía, por lo que los riegos deben ser moderados (esperando regar cuando la tierra se encuentre bien seca) para evitar encharcamientos.

No requieren de abonos especiales.

Puede podarse a finales del invierno para dar forma y controlar el crecimiento.

No suelen tener problemas con plagas o enfermedades.

Se multiplican a principios de la primavera a partir de semillas, o bien, por división de mata.

La zarzaparrilla florece entrando el verano y los frutos maduran a principios del otoño.

Usos

La composición de la zarzaparilla no es del todo conocida. Sin embargo, en la antigüedad eran muy aclamadas porque se consideraba que tenía efectos para ayudar a sanar la sífilis y depurar la sangre, pero jamás se erradico dicha enfermedad. No obstante, se sigue empleando por sus propiedades depurativas.

La infusión del rizoma cuenta con excelentes propiedades diuréticas y sudoríficas. Algunos añaden estas virtudes a una supuesta actividad hipolipemiante (capacidad de reducir las grasas del cuerpo).

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta