Socratea exorrhiza mejor conocida como la palmera que camina. Pertenece a la familia Arecaceae, la cual vive en la selva tropical del centro y sur de América.

Socratea exorrhiza palmera

No dejes de leer: Árboles de rápido crecimiento que dan sombra

Características de la Socratea exorrhiza

Palmera que puede llegar a medir los 25 m de altura, con un diámetro de 16 cm. Las hojas son pinnadas, en las puntas tiene forma de cola de pescado y es de color verde. Las flores se agrupan en inflorescencias colgantes, de color verde amarillento. Al polinizarse comienza a formar el fruto, el cual es ovoidal, de unos 3 cm. Las raíces son aéreas, aunque no se sabe con certeza que función tienen.

Cuidados de la Socratea exorrhiza

Es una especie que puede ubicarse en semisombra. Aunque se puede cultivar en exterior sino se producen heladas. Así que las temperaturas por debajo de los 10˚C la dañan severamente.

El suelo deberá ser rico en materia orgánica y con buen drenaje. Ahora bien, si se tiene en maceta, lo ideal es mezclar 60% turba negra o mantillo, 30% perlita y 10% estiércol de caballo o humus de lombriz.

En cuanto al riego tiene que ser con mucha frecuencia, sobre todo en los meses de mucho calor.

El abono debe ser regular, utilizando fertilizantes para palmeras y siguiendo las indicaciones del fabricante.

El trasplante será en la primavera.

Se puede multiplicar por medio de semillas en la primavera, o bien, directamente en el semillero.

Función de las raíces

Socratea exorrhiza

La función de las raíces a pesar de ser todo un debate, cuentan con grandes beneficios. En primer lugar, su forma le permite una mayor estabilidad y soporte. Esto resulta interesante, ya que en los bosques tropicales la luz es un factor restrictivo. Y con el solo hecho de que la planta pueda alcanzar niveles superiores, la hace más competitiva.

En segundo lugar, se piensa que las raíces permiten colonizar nuevas áreas que tienen muchos residuos orgánicos. Esto se debe a que los puede desplazar por encima.

Incluso se ha comprobado que las raíces aéreas aumentan la supervivencia de las plantas cuando hay temporales violentos. Además, facilitan su aireación cuando hay inundaciones.

Así que sea como sea, es una palmera que vale la pena tener en el jardín debido a todo el espectáculo que puede engalanar gracias a su forma. Por ello, no lo dudes más y hazte de unas cuantas ¿te animas?

Imágenes cortesía de: Ryan Somma, Katja Schulz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí