Para los perros que viven en el jardín, en el espacio verde o en la granja de dimensiones considerables, los boxes para perros son una gran opción. Los cheniles, jaulas o boxes son una especie modular con vigas que se colocan para el cuidado de los perros. Asimismo, ayuda a garantizar su bienestar cuando está en período de celo o es un tanto salvaje. Son amplios y permiten una buena ventilación. Hay distintos tipos, modelos y diseños, según sus necesidades que garantizan calidad y durabilidad.

Tipos de boxes para perros

Dependiendo el número de mascotas a tener, será el tamaño que se deberá elegir de boxes para perros. Existen un sinfín de modelos para cada raza y en función a las necesidades de los dueños. Pero a manera general se consideran estos:

Jaulas de metal 

Son excelentes para perros de tamaño pequeño o para todos los canes durante estancias largas. Son resistentes y, si son de acero inoxidable, evitarán oxidarse con la humedad. Las hay con paneles de barras para perros medianos y grandes, o bien, de paneles de malla que tienen un peso considerable y resultan excelentes para todo tipo de perros, pequeños y grandes. En cuanto los techos, están los de chapa recubiertos de poliéster, de chapa recubierta en resina especial, con paneles desmontables y con paneles de sándwich. 

Jaula de metal sin techo

Ideal para perreras o residencias caninas que quiera tener un cercado para los perros. Puede contar con compartimentos de paneles modulares para mantener varios cachorros.

Jaulas de madera 

Son adecuadas para usarse al interior y en lugares con poca humedad. Puede simular un mueble más de la casa. Destacan por su elegancia y calidez. Si bien, la calidad de madera es determinante no se aconseja para perros impetuosos.

Jaulas de madera y metal 

Combina con ambos elementos y se usan tanto en interior como en exterior. Suelen ser de metal en su mayor parte y además en muchos casos se desmontan.

Jaulas ensamblables 

Este tipo de box para perros pueden desmontarse y montarse con gran facilidad en el lugar que se requiera. De esta forma se podrá transportar la jaula de un sitio a otro sin ocupar mucho espacio.

Recomendaciones sobre el uso de los box para perros

Es importante saber qué consideraciones seguir para tener boxes para perros.

Sea cual sea el tipo de jaula, lo primordial es que el perro se sienta a gusto en ella y disponga de todo lo necesario para que resulte confortable (mantas, colchón, comida y agua.

El perro no debe ver el box como un castigo, por el contrario, es recomendable ir asociando su uso desde que es pequeño para el refuerzo positivo y lo perciba como un espacio propio y respetado.

Mantener en óptimas condiciones higiénicas para evitar infecciones y parásitos. Habría que limpiar a diario y un poco más a fondo cada semana. Además, habría que neutralizar los olores antes que el perro entre en ella.

No usar los boxes para perro de manera indiscriminada ni dejar al animal más tiempo del necesario dentro de la misma. De este modo, se evita la irresponsabilidad por parte del dueño y la agresividad e irritabilidad por parte del perro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí