Las piscinas son un gran aporte para el jardín, ya que resulta refrescante en los días calurosos, le da una estética única y se puede pasar horas de sana diversión con la familia. Sin embargo, pueden existir riesgos que podrían terminar en consecuencias graves sino se tiene el cuidado necesario, por lo que es importante considerar la adquisición de una reja. Así que no esperes más y conoce los tipos de rejas para piscinas que hay para que elijas la mejor.

Tipos de rejas

No dejes de leer:Usos y tipos de espejos para el jardín

Es importante estar conscientes si en casa hay niños que merodean cerca de la alberca sin supervisión de un adulto. Cuando un niño cae en la piscina, puede llegar a ahogarse en tan solo 3 minutos en solo 20 cm de agua. Tiempo en el que probablemente nadie se percate. Por esta razón, lo ideal es colocar rejas en la piscina.

Datos generales

Como regla general, la recomendación es una reja perimetral de menos de 80 cm de altura para que los niños no puedan rebasarla. Además, la separación entre barrotes no deben superar los 12 cm para que no entre la cabeza del niño.

En lo que respecta a la puerta, debe tener una chapa en la parte superior para que no logre alcanzar el pequeño. Finalmente, el perímetro de la piscina deberá estar libre de objetos y el piso deberá ser antideslizante e impermeable.

Tipos de Rejas

Reja de vidrio

Vallas transparentes de cristal y metal, son funcionales y dan un toque estético al jardín o espacio verde. El vidrio debe ser de un grosor considerable y gran resistencia. La ventaja de esta reja es que no precisa de mucho mantenimiento.

Reja de poliéster

Por lo regular son varias mallas cubiertas de PVC que son flexibles, seguras y de gran calidad. Por lo que el mantenimiento es fácil, siendo capaz de resistir las inclemencias del tiempo.

Reja de madera

De apariencia rústica, es una de las opciones para colocar rejas alrededor de las piscinas. Sin embargo, no son tan recomendables si de seguridad se habla, ya que pueden romperse fácilmente, así como astillarse. Incluso el sol y la humedad pueden ser sus peores enemigos.

Reja desmontables

Es la solución más practica y rápida, pero no son tan elegantes en comparación con las de vidrio. La ventaja es que se quitan y ponen con facilidad y el material es de malla, red o metal.

Rejas piscina

Reja de policarbonato y metacrilato

Son un tanto resistentes (más que las de vidrio) y son fáciles de instalar. Pero se arruina con facilidad (hablando estéticamente) al estar expuestas al sol.

Rejas metálicas

Depende el tamaño de la piscina, pero si es grande será una excelente opción. Requiere de mantenimiento constante, sobre todo por los factores ambientales (lluvia, sol, humedad, viento) que podrían desgastarla y oxidarla.

Rejas fijas

Son paneles unidos por un poste y por lo regular son de fierro o madera, el cual brinda seguridad. Son tradicionales y se recomiendan para quienes desean tener un equilibrio estético en el jardín o espacio verde.

Rejas que incrementan la temperatura del agua

Es un tipo de reja novedoso, el cual aprovecha el energía solar para transmitir calor mediante un sistema de circulación de agua, incrementando la temperatura dentro de 12 a 15 °C.

Así que para garantizar la seguridad de todos en el lugar, la mejor solución son las rejas para piscinas. Al existir muchos tipos  de rejas, se puede elegir la más adecuada según las necesidades. No olvides que lo mejor es proteger a tus hijos y familia de cualquier tipo de riesgo.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta