Los frutales silvestres son aquellos árboles que nacen de manera natural, sin ser necesario su cultivo. Pueden desarrollarse en ambientes determinados como terrenos de vegetación abundante, bosques o fincas y, puede, que existan algunos más conocidos que otros.

Tipos-frutales-silvestres

Frutales silvestres

Los frutales silvestres o frutas del bosque maduran en los meses de calor. Se destacan por una concentración elevada de propiedades nutritivas como antioxidantes, vitaminas y minerales. Sin embargo, los niveles pueden variar de una fruta a otra, pero todas ellas con un gran sabor, convirtiéndose en alimentos únicos.

Ciruelas silvestres

Pequeño árbol de una altura de entre 5 a 6 m. Los frutos son rojos o morados, de textura tersa y alargada. La pulpa es anaranjada, jugosa y de gran sabor. Se consumen frescos y sin pelar. Son ricos en antioxidantes, potasio, calcio, magnesio y fósforo.

Frambuesas

Arbusto perennifolio nativo de Europa y norte de Asia. Las hojas son lanceadas, verdes y brotan de ramas color rojizo. Los frutos están emparentados con las moras, tienen un color rojo suave y aterciopelado, de un sabor acidulado, siendo excelentes aliados en la repostería. Lo ideal es comerlos recién recolectados, ya que es una fruto muy delicado. Poseen una alta cantidad de vitaminas antioxidante, antocianinas, calcio, fósforo, magnesio, hierro y potasio.

Fresas silvestres

Planta herbácea perennifolia originaria de Europa. Crecen en bosques y prados de montaña. Las hojas son aserradas compuestas por tres folíolos, de color verde. Los frutos son pequeños, aromáticos, dulces y de gran sabor acidulado. Contienen vitaminas, ácido fólico, potasio, hierro, magnesio, yodo, fósforo y calcio.

Grosellas

Árbol caducifolio nativo de Asia que pertenece al género de moras. Crece de entre 10 a 15 m de altura, con un tronco recto y hojas grandes de hasta 20 cm de longitud. Los frutos son pequeños, redondos, dispuestos en racimos, de color rojo o negro. Además, cuentan con vitaminas, beta-caroteno, potasio, manganeso, calcio y hierro.

Zarzamoras

Es un arbusto vivaz originario de Europa, el norte de África y el sur de Asia. Es muy invasivo y puede llegar a crecer hasta 1,5 cm por día. Las hojas son perennes, imparipinnadas, con el margen dentado o aserrado y verdes. Las moras son bayas que pasan del rojo al morado oscuro cuando están maduras. Cuentan con ácidos orgánicos, pigmentos flavonoides, vitaminas y minerales.

Higos

Pequeño árbol, el cual es similar a un arbusto que se encuentra por lo regular en bosques mediterráneos y en zonas rocosas. Su fruto es el higo y puede secarse para alargar su conservación.

Arándaros

Arbusto perennifolio originario de Europa, Norteamérica y Asia. Se desarrolla en bosques con robles. El fruto es el arándano de sabor dulce. Esta baya es de color azulado o rojizo oscuro. Al contacto deben ser firmes y es mejor no recolectar los blancos, ya que suelen deteriorarse con un facilidad.

Cerezas

Árbol caducifolio que puede alcanzar los 30 m de altura. Nativo de Europa y Asia, el cual desarrolla una copa amplia piramidal-alargada, compuesto de hojas simples, con el margen aserrado o crenado.

Otras bayas silvestres

Frutales-silvestres

Moras de árbol

Aunque por fuera los frutos de la morena se parecen a la zarzamora, no tiene nada que ver ya que son más grandes y alargados. Son ricos en ácidos orgánicos y pigmentos.

Madroños

También conocido como Madroñero, es un arbusto perennifolio. Es originario del sur de Europa y norte de África y suele crecer de 4 a 7 m de altura, con hojas lanceoladas y serradas o serruladas. Los frutos están listos para su consumo en el otoño, con el cual se pueden elaborar licores y postres.

Escaramujos o frutos del rosal silvestre 

De fácil crecimiento en el campo y en las cunetas, así como los bordes de caminos. Se puede consumir crudo, aunque habría que retirar los pelillos que tiene. Son ricos en vitamina C de un sabor muy astringente que suelen tomarse en infusión.

Endrinos 

Árbol caducifolio muy enmarañado y espinoso, el cual es originario de Europa central y meridional, Asia occidental y el norte de Argelia y Túnez. Crece hasta los 4 m de altura y sus hojas son pequeñas, alternas y ovales. Su fruto madura en verano otoño y, con el, se elabora una infusión con propiedades digestivas.

Bayas de saúco

Pequeño árbol nativo de Europa. Los frutos son bayas de color negro hasta azul glauco con los cuales se elaboran mermeladas.

Otros frutos habituales en el bosque son el calafate, las avellanas, las castañas o las murtas.

Así que seamos expertos o novatos, el plantar frutales silvestres resulta muy fácil. Pero si quieres hacer una comparativa con respecto a los frutales enanos en terrazas para ir a la segura, no dudes en echar un vistazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí