El pasar un rato en el jardín o la terraza es muy agradable. Sin embargo, después de unas horas el sol puede hacer de las suyas, por lo que siempre es bienvenido un lugar que proporcione sombra. Y aunque las sombrillas, carpas o toldos son los más empleados, existe una opción que cada vez tiene más adeptos, sobre todo si se trata de una sombra de grandes dimensiones. Así que las pérgolas van a proporcionar privacidad y ayudan a resguardar del viento (en caso de disponer de cortinas).

Tipos pérgolas

Quizás también te puede interesar: Plantas trepadoras, ideales para adornar el hogar

Tipos de pérgolas

Según el estilo

Hay de diferentes estilos de pérgolas por lo que hay coloniales, eclécticos, rústicos, vintage, orientales, modernos y tropicales. Además, hay de diferentes formas y tamaños, simples, dobles y triples. También existe la posibilidad que se puedan hacer a medida, por lo que será perfecta para ese lugar o espacio exterior.

Según el material

Hay muchos tipos de pérgolas, así que puedes optar entre varios materiales, dentro de ellos están el metal, el textil, la madera, las hojas, las piedras, el cemento o las combinadas con vidrio. La elección va a depender del resultado que quieras conseguir. Para ambientes acogedores y cálidos, lo ideal es madera, pero para jardines modernos, lo mejor es metal o combinadas con vidrio.

Pérgolas

Según la estructura

Existen pérgolas que van unidas a la fachada, lo que quiere decir, que llevan una continuación a la construcción o son independientes, las cuales se pueden colocar en cualquier rincón de la terraza y pueden contar con techo a una agua o recto. Incluso podrá ser del mismo material del techo y podrá estar cubierto de vigas, textiles o enredaderas. Las pérgolas independientes son movibles, por lo que será necesario situar la pérgola para que quede fija.

Dentro de las virtudes de tener una pérgola aparte de que sombra es que proporciona intimidad, siendo excelente para terrazas que está a la vista. Además, resultan muy decorativas y pueden crear ambientes diferentes como un espacio de relax, una salda de estar, un comedor, un rincón de lectura o meditación.

Ahora que ya conoces los tipos de pérgolas que hay, elige la que mejor se adecue a tus necesidades para que ese espacio verde luzca espectacular y de ese toque que faltaba. Pero si ya tienes una, comenta con nosotros las ventajas de tenerla y de qué material es.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta