Las pérgolas de madera se construyen en jardines o patios para crear un espacio de sombra y refugio agradable contra la lluvia o el viento. Asimismo, logra realzar el espacio y crear un ambiente al aire libre para estar en contacto con la naturaleza. 

Y aunque hoy en día se construyen las pérgolas de una gran variedad de materiales, hay uno que sobresale, la madera. Por ello vayamos a conocer los tipos de pérgolas de madera que hay.

Tipos-pérgolas-madera

Las pérgolas

Una pérgola es un concepto de un arco o estructura de postes cubierto por vigas, pero que carece de techado y paredes.

Por lo regular, las pérgolas se construyen en madera, ya que es un material que se adapta fácilmente para ajustarlo a nuestras necesidades e incluso resiste las condiciones climáticas a las que se le somete. 

La dureza de la madera se vincula con la calidad y la resistencia de esta, sobre todo teniendo en cuenta que estas construcciones estarán a la intemperie y deberán soportar las inclemencias del tiempo y el clima.

Se pueden construir de cualquier tamaño y forma y, pueden personalizarse con un estilo propio.

Tipos de madera para pérgolas

Existen varios tipos de madera para pérgolas que se pueden usar.

  • Maderas europeas. Abeto de Suecia, roble, castaño, fresno, haya vaporizada, sicomoro, pino de Suecia, haya natural y tilo.
  • Maderas americanas. Cerezo, cedro rojo, pino Oregón, Maple, roble americano, mobila nueva, maple y fresno.
  • Maderas tropicales. Ipe, teka de Birmania, sapelli, iroko, jatoba, cedro bosse, ayous, kotibe, ukola, cerejeira, Wengue, mansonia, lengua, palo rojo, balsa, tali, etimoe, bahia, sipo, mongoy, framire, Samanguila y bubinga.
Pérgolas-madera

Maderas más adecuadas para pérgolas

Maderas laminadas o industriales

La madera laminada encolada o vigas laminadas son piezas de madera compuestas por varios listones ensamblados y encolados. Se trata de un proceso de fabricación industrial donde se pueden encontrar muchos parámetros para conseguir piezas de madera con grandes características.

El resultado son vigas estables con un comportamiento predecible, de gran resistencia y con la posibilidad de alcanzar dimensiones mucho mayores de las que podría conseguirse con la madera aserrada.

Por tanto, la madera laminada ofrece interesantes ventajas con respecto a la construcción de pérgolas. Dentro de ellas está la resistencia, abarca mayores distancias sin necesidad de más pilares, minimiza tensiones internas de la madera y reduce el número de posibles errores o desviaciones.

Maderas aserradas

La madera aserrada es la que se ha utilizado desde que se ocupa la madera, es decir una pieza extraída del tronco de un árbol. La característica que puede ofrecer una viga de madera aserrada es que sus propiedades físico-mecánicas vienen determinadas por la especie de madera.

La ventaja de esta madera frente a la laminada es la estética, al permitir apreciar la belleza de madera en mayor medida con veteados y sin cortes.

Maderas más habituales

El tipo de madera más utilizada tanto aserrada como laminada es la madera de pino. Esto se debe a su excelente relación calidad-precio. La variedad es mayor en el campo de madera aserrada, donde se pueden usar otras especies de madera para construir pérgolas y otras estructuras.

De hecho, suelen recurrir a especies que ofrecen mejores características del pino. Algunas de ellas son el roble, el encino, el olmo, el maple y el iroko.

Tipos de pérgolas 

Los tipos de pérgolas son contundentes y podrás elegir de acuerdo al jardín.

  • Clásico. De los modelos más comunes. El techo se encuentra abierto con maderas perpendiculares a las vigas. La colocación puede ser en el jardín, la terraza o el patio y puede combinarse con casi todo tipo de viviendas.
  • Rústico. Usa columnas anchas de grandes dimensiones. Se usa para molduras, combinando con casas de campo.
  • Romántico. De formas redondas, con motivos florales y volutas. Pueden adaptarse plantas trepadoras o cortinas, elementos habituales para crear un entorno romántico. Cabe señalar que es ideal para casas de campo y rústicas.
  • Moderno. Su uso es simple y sencillo. También cuenta con materiales como hierro o aluminio. Incluye ángulos rectos, siendo clave en el diseño. El techo tiene curvas con las que se obtiene más espacio. Por lo regular se usa en casas modernas o antiguas, así como estancias renovadas.
Tipos-pérgolas

Estilos de pérgolas

Según el formato. Hay de diferentes formas y tamaños, simples, dobles y triples. También existe la posibilidad que se puedan ser a la medida, por lo que será perfecta para ese lugar o espacio exterior.

Según la estructura. Existen pérgolas que van unidas a la fachada, lo que quiere decir, que llevan una continuación a la construcción. También pueden ser independientes, las cuales se pueden colocar en cualquier rincón de la terraza y pueden contar con techo a una agua o recto.

Incluso podrán ser del mismo material del techo y podrá estar cubierto de vigas, textiles o enredaderas. Las pérgolas independientes son movibles, por lo que será necesario situar la pérgola para que quede fija.

Ahora que ya conoces los tipos de pérgolas de madera que hay, elige la que mejor se adecue a tus necesidades para que ese espacio verde luzca espectacular. Recuerda que puedes embellecer la estructura, al colocar plantas trepadoras que ayudan a mejorar la pérgola.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí