Tipos-de-suelos-de-exterior

Los mejores suelos de exterior para terraza o jardín

Tipos-de-suelos-de-exterior

Si estás planeando un cambio en tu hogar, no vendría mal renovar los suelos de exterior. El deshacerse de los revestimientos que por mucho tiempo han estado ahí, van a crear un ambiente único y brindar nuevos aires.

Existen materiales modernos y funcionales que aportan frescura sin perder ese toque decorativo. Así que si aún no sabes mucho al respecto, a continuación te decimos los mejores suelos de exterior para terraza o jardín que hay.

Tipos de suelos de exterior 

Existen muchos tipos de suelos de exterior que puedes elegir atendiendo tus gustos o estilo de jardín. Así que vayamos a conocer unos ejemplos para que decidas cuál es el mejor.

Madera. Si buscas naturalidad y belleza, los suelos de exterior en madera o tarima se recomiendan para los pequeños espacios, ya que el cuidado que implican es significativo. El principal consejo es protegerlo de los hongos, la humedad y el sol, al aplicar un producto para tal fin por lo menos un par de veces al año.

Suelos-de-exterior

Hay maderas tropicales resistentes e incluso el composite es una aleación de fibras de madera y resinas plásticas, lo que da una textura resistente.

El composite es apto para alrededores de piscinas o duchas externas, ya que es antideslizante, soporta el cloro y la humedad. No se agrieta ni pierde el color. Los hay en distintos tonos y no se requiere mucho mantenimiento.

Microcemento. Da una apariencia industrial y a la vez contemporánea. Los suelos de microcemento son continuos y proyectan amplitud, aunque casi no tienen juntas. Tienden a instalarse en patios, jardines y piscinas, ya que soportan humedad y sol. Son sobrios y se encuentran en varios tonos, por lo que podrán adaptarse al entorno que desees.

Baldosas de porcelana. Están fabricadas para recibir la intemperie. Tienen un alta durabilidad, permeabilidad, de poca porosidad, es tolerante a los cambios, a la temperatura, fortaleza ante las heladas y su acabado es rugoso que evita resbalarse.

Tipos-suelos

La limpieza de las baldosas es muy fácil. Por lo regular, se usan en la zona de la piscina y en la actualidad se encuentran en formatos grandes, lo que da una impresión de una amplitud de los espacios.

Ladrillo. Los hay brillantes, satinados o mates. Los suelos de exterior en ladrillo jamás pasarán de moda por su apariencia y funcionalidad. La paleta de colores van desde un oscuro, pasando por tonos medios, paja y claros. La colocación de este revestimiento admite patrones diversos.

Hormigón. Son resistentes al clima, son de larga duración y fuertes. Hay hormigón pulido que son lisos, ya que se liman con antelación. El hormigón impreso son aquellos que imitan otros modelos como las franjas, los ladrillos, las piedras, el adoquín, la tarima y los arcos, con el fin de dar textura y color.

Grava. Es un tipo de suelo económico, el cual consiste en una cama extendida de grava. Tan solo se rastrilla antes de colocar los muebles. Se emplea en patios y jardines.

Losas de piedra. Un suelo para toda la vida son las losas de piedra. Para la limpieza hay que barrer y lavar con una manguera. Complementan un espacio rústico en el patio, de igual forma en jardines y piscinas. Es antideslizante y rugoso, lo que hace resaltar este producto y es de los más solicitados para decoración de exteriores. 

El sinónimo de elegancia, calidez y belleza. Hay en color rojo, arena, beige o en combinación. Lo que habrá que tener en cuenta es que los pavimentos de piedra se enfrían más en invierno y se calientan más en verano.

Suelos-exterior-jardín

Mármol. Es una piedra natural, elegante, dura y resistente. Sin embargo, no todos los mármoles son indicados para exteriores, sobre todo en áreas de piscina o zonas húmedas, ya que pueden resultar muy resbaladizos.

  • Envejecidos. Con una superficie irregular, siendo excelente para prevenir caídas.
  • Flameados. Son rugosos, escamados y antideslizantes.
  • Travertino. Es poroso, con arrugas y agujeros mínimos que impiden resbalar.
  • Abujardados. Con repliegues pronunciados.

Barro. Estos son suelos para exterior que entre más envejecen lucen mejor. La textura del barro cocido es aprovechado para terrazas de estilo clásico.

Los suelos claros se prestan más a crear ambientes relajados, frescos y luminosos y, toleran una mayor superposición de colores y objetos porque su tonalidad suave admite gamas cromáticas diversas y equilibra el ambiente, cediendo el protagonismo al mobiliario.

Caucho. Aunque no es el más estético, sus presentaciones lo convierten en una gran alternativa para exterior, ya que su resistencia, colocación, simplicidad lo hace único. Los suelos de caucho vienen en varios tonos y texturas, los hacen en imitación piedra, losa y hasta le incorporan césped artificial.

Suelos-jardín

Lamas de madera de pino. Son de los tipos de suelo para exterior más baratos. Hay losetas cuadradas para balcones y terrazas pequeñas, siempre y cuando se crean efectos visuales llamativos.

Las lamas se recomiendan para espacios amplios, ya que proyectan continuidad y profundidad. Con esta clase de revestimiento, el cuidado debe de ser específico para que los insectos, termitas y hongos no dañen los suelos. Lo ideal es un tratamiento químico o protector especial por lo menos 2 veces al año.

Lajas irregulares. No requieren de mucho mantenimiento y hacen frente al clima y en lo estético lucen muy bien. Son piedras en tonos variados, incluyendo la caliza.

Césped artificial. Es el que más se conecta con la naturaleza y aporta textura. Es atractivo, resistente y se instala fácilmente, enganchando sus uniones para que no se mueva. Es posible combinarlo con madera, cerámica o piedras para que el jardín luzca espectacular.

Al conocer los tipos de suelos de exterior para terraza o jardín, ya podrás elegir el mejor según tus necesidades. De igual forma, sigue el paso a paso para construir un sendero en el jardín.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados