Para poder entender mejor todo lo que conlleva la jardinería y el desarrollo de la misma, es importante saber todo sobre la ciencia de los suelos, ya que con ello se podrá saber que plantas cultivar en cierto sustrato, o bien, que adiciones incorporar para mejorar la calidad del mismo.

Tipos suelos

Quizás también te pueda interesar: Puntos básicos a considerar en jardinería

Tipos de suelos más sobresalientes

  • Suelos arenosos

El suelo arenoso a pesar de ser ligero, se asienta y compacta de manera gradual. Así que para evitar ello, es recomendable cavar a finales del invierno o inicios de la primavera para incluir materia orgánica. La materia orgánica va a mejorar la retención de agua y los nutrientes del suelo.

Ventajas y desventajas

Dentro de su aporte positivo es que tienen un buen drenaje y son fáciles de trabajar. Además, se calienta muy rápido en la primavera, lo que genera un crecimiento óptimo de las plantas.

Mientras que en la parte negativa es que son suelos pobres en nutrientes, por lo que debe abonarse con materia orgánica. Incluso suelen ser de un pH ácido y son propensos a la sequía.

  • Suelos arcillosos

La arcilla ayuda a retener los nutrientes y los mantiene en las raíces. La clave está en mejorar la estructura del suelo. Así se debe incorporar materia orgánica para facilitar la penetración y, con ello, la absorción de nutrientes y agua. Para tener un suelo óptimo se puede añadir arena gruesa o arenisca.

Ventajas y desventajas

Dentro de su porte positivo es que es un suelo fértil y húmedo que retiene el agua. Incluso puede ser de gran ayuda para muchas plantas.

Mientras que en la parte negativa es que es un suelo complicado para trabajar, ya que es pesado y pegajoso. También suele ser un suelo frío que tarde en calentarse en la primavera y es propenso a la compactación.

Suelos

  • Suelos de marga

Un suelo de marga cuenta con muy buenas reservas de nutrientes y disponibilidad de agua. Es un suelo que por lo regular tiene lombrices en la capa superficial y estas suelen producir excavaciones que mejoran la estructura del suelo.

Ventajas y desventajas

Dentro de su porte positivo es que es permite cultivar una gran variedad de plantas sin mucho trabajo. Retienen agua y nutrientes, por lo que no es necesario incorporar mucho.

Mientras que en la parte negativa que no es el ideal para un cultivo de flores silvestres que precisan de un suelo pobre.

  • Suelos calizos

El suelo calizo es de los más problemáticos, ya que la materia orgánica se descompone muy fácilmente. Es probable que las plantas con este sustrato luzcan amarillentas, por lo que es preciso ayudarle para que tenga nutrientes.

Ventajas y desventajas

Dentro de su porte positivo es que si el suelo es superficial, un poco profundo y tiene materia orgánica, puede convertirse en un suelo fértil.

Mientras que en la parte negativa es que suele ser alcalino, por lo que no es apto para plantas acidófilas, pierden los nutrientes rápidamente y aquellos que son poco profundos son muy drenantes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta