La tradescantia es una de las plantas más populares del continente americano, dado a su belleza y a sus escasos cuidados. Se trata de una planta ideal para colgar en el interior, aunque también es perfecta para cubrir suelos en el jardín. A continuación, te dejare las características y los cuidados de la tradescantia.

Tradescantia

Quizás también te pueda interesar: Tradescantia zebrina, una planta que se adapta a interiores y jardines

Necesidades y cuidados de la tradescantia

Su uso como cubresuelos es habitual, dado que le brinda un aspecto atractivo al jardín y, además, cuenta con la facilidad de echar raíces. En cuanto al clima, el más adecuado se encuentra compuesto por una temperatura elevada, mucha luz y poca humedad. Hay diversas especies, pero las más conocidas son la zebrina, la purpúrea, la pallida, la fluminensis, la virginiana y la spathacea, las cuales suelen conocerse como flotilla, flor de Santa Lucía, yerba de boca y amor de hombre.

Muchas de las especies de la tradescantia son perennes, aunque algunas son también anuales y presentan hojas dispuestas en dos filas o en forma de espiral, además de flores con seis pétalos de color azulado o violeta.

Precisa buena luz, temperaturas de entre 12 y 15 °C y poca humedad. Riégala dos o tres veces a la semana en verano y cada 10 días en otoño e invierno. El exceso de agua suele perjudicar a la tradescantia, por lo que se recomienda emplear un sustrato con buen drenaje. En cuanto al abono, realízalo en primavera y aplica un fertilizante líquido cada dos semanas. Por otra parte, poda la tradescantia a ras del suelo durante la temporada de crecimiento.

Causas parasitarias de la tradescantia

Esta planta es resistente al ataque de plagas y enfermedades, aunque a veces pueden atacarlas los pulgones, las cochinillas y las arañas rojas. Si las flores o las hojas se deterioran, es importante que las revises y si detectas la presencia de plagas tendrás que aplicar un plaguicida. En cuanto a las enfermedades, el único problema ocurre cuando la tradescantia recibe mucha humedad. Si percibes que los tallos están podridos y las hojas están cubiertas de moho gris, remueve las partes afectadas y trata de que el ejemplar no se enfrente nuevamente a un exceso de humedad.

Te recomendamos leer: Calatea, una planta sorprendente y muy decorativa

¿Qué te ha parecido esta información sobre la tradescantia? Deja tus comentarios y visita la tienda de GardenCenterEjea para adquirir una.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta