El género tulbaghia está integrado por unas 30 especies de plantas herbáceas bulbosas. Recibe ese nombre en honor de Ryk Tulbagh, Gobernador irlandés de El Cabo. La Tulbaghia violácea también conocida como ajo silvestre o ajo de la sociedad, es una planta originaria del sur de África y pertenece a la familia de las Alliaceae.

Tulbaghia violácea planta

Quizás te puede interesar: Flores japonesas que te cautivarán desde el primer momento

Características de la Tulbaghia violácea

Planta bulbosa perenne de crecimiento rápido que no supera el medio metro de alto. Las hojas son verdes, basales, en forma de cintas, algo carnosas y desprenden un olor similar al ajo, si se llegase a frotar o romper. Las flores son tubulares y perfumadas, aparecen en umbelas, en forma de estrella con 6 pétalos, de color violeta, blanco o lila. Florece en el verano y el otoño.

Cuidados de la Tulbaghia

Tulbaghia violácea

Es una especie ideal para zonas de clima mediterráneo para formar borduras, macizos, setos bajos o cultivar en jardineras.

Es una planta que requiere de una exposición a pleno sol o semisombra (aunque esta última la hace florecer menos), pero siempre protegida del viento. Es capaz de soportar heladas débiles y muy esporádicas e incluso ambientes marinos.

Es una planta muy rústica que le va muy bien el suelo normal de jardín, pero que este bien drenado.

Y aunque puede tolerar muy bien la sequía, es conveniente regar de manera regular para que la tierra este húmeda, sobre todo en el verano. Mientras que en el invierno habría que minimizar los riegos para evitar dañarla y que se pudra.

En cuando al abono, le vendrá bien el anual de jardín.

La mejor forma de multiplicar esta especie es por medio de división de mata en el otoño o en la primavera.

Es una planta muy resistente a las plagas y a las enfermedades, pero puede ser atacada por los caracoles y las babosas si es que hay demasiada humedad.

Las hojas y las flores son comestibles, siendo ideales para ensaladas en infusiones. El olor tan característico funciona muy bien como repelente de insectos. Hace ya algunos años se empleaba en baños para aliviar a las personas con problemas de reuma.

Como verás sus cuidados no son nada complicados, así que convendría tenerla en el jardín para dar ese toque único y ese aroma peculiar ¿Qué te parece?¿Te gusta?¿Ya la conocías? si es así, cuéntanos más sobre ella.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta