La Typha pertenece a un género que comprende aproximadamente 20 especies distintas, todas ellas amantes de tener los pies en el agua, es decir, que se trata de plantas acuáticas que para su perfecto desarrollo deben vivir en ríos, lagos o sitios con una gran cantidad de agua.

typha1

Quizás también te pueda interesar: Boj, magnífico arbusto de larga vida

Se trata de plantas vivaces, herbáceas, con un sistema que se reproduce a través de los estolones que emiten las raíces, de las cuales surgen las yemas que producen plantas y hojas nuevas. Es un género resistente y rustico, que se acomoda una gran cantidad de situaciones.

La Typha, también conocida como Anea, Boga y Espadaña es una planta de gran desarrollo, dado que puede llegar a alcanzar hasta los 3 m de altura. Son herbáceas, vivaces, con hojas lineales, alternas y alargadas, con el tallo erguido, simple y rígido, que surge directamente de la raíz estolonífera.

Sus flores son pequeñas y numerosas y se agrupan en una larga espiga: las flores masculinas se encuentran reunidas en una espiga terminal estrecha al final del tallo floral mientras que las femeninas lo hacen en espiga, pero anterior a la de las flores masculinas, y son mucho más grandes.

Cuando llega la maduración, la espiga femenina suele adoptar un color entre negro y marrón y suele ser utilizada para crear ramos y arreglos florales para el invierno en el interior de las casas. Esta hermosa y curiosa planta acuática posee doble utilidad: la de adornar las zonas con agua como pequeños riachuelos, estanques, fuentes y zonas pantanosas, y servir de adorno en los arreglos florales.

Cuidados anuales de la Typha

typha2

La Espadaña es una planta rústica resistente, que para su correcto desarrollo necesita estar en contacto con el agua. Por lo general, requiere terrenos ligeros y ricos en materia orgánica y prefiere el emplazamiento a pleno sol, aunque se desarrolla adecuadamente en la media sombra o sombra total.

Por otra parte, soportan tanto el calor como el frío, por más extremos que estos sean. Aunque se puede situar en macetas y en el interior del agua, debido a su sistema radicular estolonífero, la Typha debería plantarse directamente en el suelo, a razón de una planta cada 1 m de distancia.

Recuerda que la Typha tiene bordes filosos, por lo que debes tener mucho cuidado al manipularla para no lastimarte.

Si te ha gustado esta información sobre la Typha, deja tu comentario y continúa navegando por nuestra web GardenCenterEjea.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta