Obtener un césped bonito Parte I:

Para obtener un césped bonito, debe elegirse el tipo apropiado de césped para el lugar en que se desea plantarlo.
Hay dos factores principales envueltos en esta decisión.
El clima del lugar (nivel pluviométrico medio, calor, etc) y la cantidad de luz de sol que el césped recibe.

Céspedes para estaciones frías, como las poas pratensis, toleran bien los inviernos fríos, pero no soportan climas muy calientes.
Otros céspedes para estaciones calientes, como el césped Bermuda, adora el calor y la luz del sol pero no soportan las bajas temperaturas. Las semillas de césped comercial, normalmente son una mezcla o composición de especies.

Estas mezclas son combinaciones de diferentes variedades, de un mismo tipo de césped. Las diversas especies tienen puntos fuertes y débiles, pero juntas soportan casi todo. Las combinaciones son mezclas de diferentes variedades de un mismo tipo de césped.

1242-1

La mayoría de las especies de césped precisa luz directa del sol varias horas por día para estar en condiciones, aunque tenemos algunas mezclas para cultivar un césped más resistente que funcione bien en la sombra. Si el césped estuviera completamente cubierto por sombra, debe pensarse en otro tipo de revestimiento para el suelo.

También es importante elegir una especie que tenga un buen desempeño con la cantidad de agua en el área en que se quiere plantar. Especies de césped alto, que adoran el agua, van a sufrir en áreas que pasan por secas de estación y algunas, en áreas muy húmedas desarrollan una enfermedad causada por hongos.
Además de esto, se debe pensar en los cuidados que se deben tener con el césped. Algunos aguantan el tráfico pesado, otros no. Quien tiene hijos y animales domésticos, por ejemplo, debe elegir una mezcla resistente.

Como un consejo específico, infórmese en lugares especializados en jardinería, como nuestra tienda. Con un asesoramiento adecuado, es posible saber cual tipo de césped es el más adecuado para el clima local.

Luego que el tipo de césped es elegido, debe decidirse como plantarlo.
Acompáñenos en la segunda parte de este artículo.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta