Todos conocemos la aspirina o ácido acetilsalicílico, uno de los medicamentos más usados a nivel mundial que suele ser utilizado para aliviar el dolor de cabeza. Pero lo que tal vez no sepas es que existen otros usos de la aspirina que pueden simplificar tu vida. ¡Este fármaco es ideal para cuidar nuestras plantas!

usos de la aspirina

Te recomendamos leer: Como realizar un cambio de maceta para plantas grandes

¿Por qué se usa la aspirina en el jardín?

En la Universidad de Rhode Island se ha llevado a cabo un experimento mezclando una solución de aspirinas en agua con las que luego se pulverizaron un grupo de plantas cada tres semanas durante su época de crecimiento. Esta solución estaba compuesta por cuatro aspirinas disueltas en unos 4 litros de agua. Simultáneamente, se cultivó un grupo de plantas iguales a las que no se le aplicó el tratamiento.

Al finalizar la temporada se ha llegado a la conclusión que el grupo tratado con aspirina se había desarrollado mejor y que, por ende, el ácido acetilsalicílico ayuda a mejorar el sistema inmune de las plantas, logrando que se defienda mejor de los ataques fúngicos y microbianos.

Los usos de la aspirina en el jardín son eficaces para combatir las enfermedades fúngicas y resulta sumamente efectiva también cuando es aplicada en tomates y patatas. De acuerdo el departamento de agricultura de Estados Unidos, todas las plantas poseen una pequeña cantidad de ácido acetilsalicílico en su composición, el cual se incrementa en situaciones de estrés. Por tanto, cuando pulverizas la planta con la solución aumenta la proporción de este principio, mejorando su resistencia a las agresiones externas. Otro buen dato es el de remojar las semillas en esta solución antes de sembrarlas.

Otros usos de la aspirina

Otro de los usos de la aspirina es su capacidad para hacer que las flores duren mucho más tiempo una vez cortadas. Para ello, simplemente deberás disolver una aspirina en el agua del jarrón en donde colocarás las flores. El ácido acetilsalicílico disminuye la producción de etileno, retrasando el marchitamiento de las flores. Por otro lado, retrasa la aparición de moho.

También mejora el enraizamiento de los esquejes cuando se mojan con una solución elaborada con una aspirina disuelta en agua destilada un par de horas antes de cultivarlos. Esta solución desinfecta a los esquejes y actúa como hormona de crecimiento.

Como podrás ver, existen varios usos de la aspirina en el jardín por lo que estoy segura que desde ahora en más los aplicarás. No te olvides que la dosis adecuada es diluir un comprimido en 1 litro de agua.

¿Qué te ha parecido este post sobre los usos de la aspirina en el jardín? Deja tus comentarios y ¡Visita nuestra tienda en línea!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí