Las flores de loto son plantas acuáticas de gran belleza, las cuales sobresalen por su gran variedad de colores y tamaños. El cultivo se puede realizar por medio de los tubérculos o sus semillas. Sin embargo, las semillas no producen flor durante el primer año.

Cultivo loto tubérculos

No dejes de leer: Plantas que pueden decorar un estanque

Cultivo por medio de los tubérculos

Coloca el tubérculo en un tazón de tamaño considerable. Llena el tazón de agua y deja el tubérculo en la superficie del agua. Este deberá flotar.

Enseguida pon el tazón cerca de una ventana donde reciba luz solar directa y cambia el agua cada 4 a 6 días.

Al cabo de unas cuantas semanas el tubérculo empezará a germinar.

Elige un recipiente de buen tamaño (dependerá el tipo de planta, ya que unos suelen crecer mucho).

Asegura que el tiesto no tenga agujeros, ya que la planta podría crecer fuera de los agujeros, lo que sería un desastre con muy malos resultados.

Llena el tiesto con tierra. La tierra ideal es aquella que está compuesta de 60% arcilla y 40% arena de río. Deja de unos 5 a 10 cm de espacio libre entre la parte superior de la tierra y el borde del recipiente.

Coloca la maceta en un estanque. El nivel de la superficie del agua deberá ser así de alto como la maceta.

Pon el tubérculo encima de la tierra. Pero este deberá ponerse de forma horizontal con la parte posterior junto a la pared del tiesto y el punto de crecimiento hacia el centro. Los puntos de crecimiento deben desplegarse hacia arriba.

Luego presiona suavemente el tubérculo en la tierra para que quede anclado (pero sin que se entierra mucho).

La superficie del agua debe estar ligeramente más alta que la parte superior del pecíolo.

Luego de unos días, coloca la maceta en el estanque. Lo que indica que la planta está lista para aguas más profundas (los peciolos muestren las hojas).

Ahora coloca una piedra en la parte superior del tubérculo para hundirlo, ya que de no ser así, va a flotar hacia la superficie.

Flor loto

Cuidados básicos de la flor de loto

Mantén a una temperatura del agua de 21˚C. La planta solo crece a esas temperaturas. Así que habría que darle todo el sol que sea posible. Se puede quitar el follaje de otras plantas que bloqueen la luz. Pero si las temperaturas rebasan los 35˚C, es necesario darle sombra para evitar que las hojas se quemen.

Transcurrido el tiempo, la planta comenzará a crecer y habría que retirar las hojas amarillas, pero solo cortar los tallos por encima de la superficie del agua.

Fertiliza, usando tabletas para estanques.

Cuida las hojas de las plagas, ya que los pulgones y las orugas se sienten atraídos por ellas. Por lo que se puede aplicar pesticida en polvo, pero en mínimas cantidades.

Lo aconsejable es cambiar los tubérculos de las macetas cada año. Hacerlo en la primavera, cuando haya desarrollado un nuevo crecimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí