Ligularia tussilaginea también conocida como Ligularia o Boina de vasco. Pertenece a la familia de las Compuestas y está formada por unas 100 especies de plantas vivaces. Es originaria de las zonas de clima templado de Asia y Europa.

Ligularia tussilaginea planta

Quizás también te puede interesar: Rhamnus alaternus, arbusto de aspecto variable

Características del Ligularia tussilaginea

Planta herbácea que crece en forma de hierba del césped, de unos 60 cm de altura. Los tallos se desarrollan formando una mata densa. Las hojas son grandes, de forma palmeada que se asemejan a una boina vasca (de ahí su nombre).

Las flores son de color amarillo que se agrupan en inflorescencias y son similares a las margaritas. Su floración es el otoño y en el invierno, generando tallos florales que sobresalen de forma erguida y por encima del conjunto de la mata.

Cuidados del Ligularia tussilaginea

Ligularia tussilaginea

Es una especie que se utiliza en borduras o rocallas, así como para tapizar zonas del jardín o en tiestos para terrazas o balcones.

Puede estar ubicada a pleno sol (pero debe protegerse si es un sol muy intenso), o bien, en semisombra. La temperatura ideal es entre los 15 a los 25˚C. Así que no tolera climas demasiado fríos o heladas.

En cuanto al suelo, requiere uno que retenga la humedad, que sea fértil y tenga buen drenaje. En el caso de que se tenga que trasplantar, lo mejor es hacerlo en el otoño a la primavera. Además, tiene una buena tolerancia a los ambientes moderadamente salinos.

El riego deberá ser abundante en el verano e ir minimizando en las demás épocas del año.

El abono deberá ser anual, pero agradecerá que se le incorpore en el verano cada 15 días con un fertilizante mineral para que pueda desarrollarse de forma vigorosa.

Es una planta resistente a plagas y enfermedades. Sin embargo, puede ser susceptible al ataque de las babosas. Así que habría que prestar atención si se tiene la presencia de este ejemplar.

Se multiplica por medio de semillas sembradas en la primavera o por división de mata.

Una planta que vale la pena conocer o bien tenerla en el jardín para que pueda dar ese toque único al lugar. Ahora que si ya cuentas con ella, dinos cómo te va y qué es lo que más te agrada de este bello ejemplar para que más y más personas se animen a adquirir una.

Imagen cortesía: Drew Avery

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí