El Antirrhinum, también conocido como Antirrino o boca de dragón, es una planta herbácea que cuenta con hojas alternas u opuestas en la base, simples o agrupadas de tres en tres. Sus flores son solitarias, axilares o están reunidas en racimos terminales. La corola del Antirrhinum es irregular gibosa o en forma de saco, mientras que sus semillas se encuentran encerradas en cápsulas dehiscentes.

Antirrhinum

El Antirrhinum es una planta que de acuerdo a la climatología en que se plante, puede ser perenne o semi perenne; no obstante, siempre se la trata como planta anual y es así como la vamos a tratar aquí. Existe una gran cantidad de especies entre las que hay plantas rastreras, erguidas y trepadoras.

Las flores del Antirrino son espectaculares y los tonos que poseen van desde el blanco al rojo, pasando por el amarillo. Además de utilizarse como planta de jardín, actualmente, se cultiva para la producción de flor cortada, es decir, para hacer adornos florales.

Cuidados culturales del Antirrhinum

Antirrino

Generalmente, no precisan de suelos especiales para vivir fácilmente y florecen durante todo el verano y parte del otoño. El Antirrhinum prefiere una situación más bien soleada, aunque tolera muy bien la semisombra. A las especies de mayor crecimiento, es decir, las que sobrepasan el metro de altura, deberás proporcionarles unos soportes para evitar su caída por el viento.

Cuando las plantas alcancen unos 10 cm, será preciso despuntarlas para obligarlas a ramificarse. También es beneficioso retirarles las flores marchitas e impedir que formen semillas, lo que perjudica la floración y vigor general de la planta.

Propagación del Antirrino

Antirrhinum1

Propaga la Antirrhinum a través de semillas, que pueden sembrarse tanto en invierno y primavera como en verano. Sin embargo, la época mejor estará determinada por las características climatológicas del lugar en donde siembres y cultives a la boca de dragón. La efectuada a inicios del invierno, lógicamente florecerá antes que la de sus finales. La de verano, solamente puede realizarse en sitios protegidos.

En cuanto a problemas, el Antirrhinum es sensible a las royas puccinia antirrhini, que debe combatirse con zineb-cobre. Además, puede ser atacado por una especie de oidium, que deberá tratarse con morestán o karathene. La boca de dragón es sensible a los insecticidas como el malatión y el clorbenside.

No hay comentarios

Dejar una respuesta