Tras el verano, le damos la bienvenida al otoño. Durante esta época, muchas plantas suelen perder su esplendor, dado que pierden las hojas y el color de sus flores.  No obstante, existen algunas especies fáciles para cultivar en otoño y aquí te las dejamos.

Quizás también te pueda interesar: Consejos para cultivar una Caléndula

Contenido del artículo

Caléndula

Caléndula

El periodo de florecimiento de la caléndula se inicia cuando finaliza el otoño y se extiende hasta terminar la primavera. Las semillas germinarán en siete días y a los 30 días ya se podrán repicar, es decir, separar en recipientes individuales hasta que sea el momento de su plantación.

Pensamiento

pensamiento-flor

Es una planta herbácea bianual, que se cultiva como anual, de 20 cm de alto. Sus hojas pueden medir 5 cm de largo y sus flores 8 cm de diámetro. Pueden ser tricolores y aterciopeladas. La época de floración es a fines del invierno y primavera en un suelo suelto y fértil con mezcla con resaca de río o mantillo. Prefiere la luminosidad intensa y la humedad. Riega cada tres días, evitando anegar el suelo. Siembra en almácigos a fines del verano y a principios del otoño.

Coqueta

Se trata de una planta herbácea perenne que puede llegar a alcanzar hasta 15 cm de alto. Sus hojas son simples y pueden medir hasta 10 cm de largo mientras que sus flores son rojas, azules, rosadas o blancas. Su época de floración va desde el otoño hasta la primavera y su adaptación es buena. Prefiere lugares sombríos, aunque el sol de la mañana le va bien. Necesita suelos fértiles y sueltos y un riego suficiente como para mantener el compost húmedo; dos veces por semana. Coloca harina de huesos en el momento de la plantación, aproximadamente 500 g cada metro cuadrado de cantero.

Gazania

Es una planta herbácea perenne que se cultiva como anual y puede alcanzar los 25 cm de alto. Sus hojas son de color verde oscuro en la cara superior y blanca en la cara inferior mientras que sus capítulos son solitarios de 8 cm de diámetro de color amarillo, naranja, marrón, rojo con la parte central más oscura. Florece en primavera y verano. Es muy fácil de cultivar aunque prefiere un suelo arenoso y fértil y un sustrato con resaca de río y arena. Ama el pleno sol y debe ser regada cada tres días en verano y cada semana en invierno. Su modo de propagación es a través de la división de matas en otoño.

¿Qué te ha parecido este post sobre estas especies para cultivar en otoño? Deja tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí