Si quieres llenar de vida y tu hogar, a continuación te dejaré las características y los cuidados de 3 plantas herbácea perenne bonitas y coloridas.

Quizás también te pueda interesar: Las 5 Plantas que aumentan la productividad en la oficina

Contenido del artículo

Lazo de amor

El lazo de amor, también llamado Chlorophytum comosum, forma parte de la familia de las Liliáceas y es originario de Sudáfrica. Es una planta herbácea perenne, con estolones; hasta 0,50 -0,60 m de altura, que cuenta con hojas lineales de 25-30 cm de largo y flores blanquecinas, de 6 a 8mm de diámetro, dispuestas en racimos y poco vistosas; aparecen en Verano.

Es poco exigente en cuanto al suelo, solo precisa tierra negra. Evita la luz solar del mediodía en verano y recuerda que tolera hasta 5 °C. Riega una vez por semana en invierno; cada 2-3 días en verano y con una solución de 0, 5 gramos de sulfato de amonio por litro de agua en primavera.

Propaga por estolones y separación de mata en primavera. Cortar las hojas secas y cambia de maceta cada año en primavera.

Caléndula

La caléndula, también llamado Caléndula officinalis, forma parte de la familia de las Compuestas y es originario de Europa meridional. Es una planta anual o bienal de 20-40 cm de altura, ramificada desde la base, que cuenta con hojas simples verde claro de 8 a 15 cm de largo y flores en capítulos de 5-10 centímetros de diámetro, amarillas o anaranjadas; aparecen a fines de otoño y principio de verano.

Prefiere un suelo suelto y fértil, con resaca de río para lograr un sustrato liviano y luz solar directa. Es de fácil cultivo y tolera -3 °C.

Riega dos veces por semana en invierno; todos los días en primavera y verano y abona con  estiércol seco (puede reemplazar la resaca de río en la preparación del cantero). Siembra en otoño y corta las inflorescencia secas. El “oídio” afecta el follaje en ambientes húmedo.

Conejito

La conejito forma parte de la familia de las Escrofulariáceas y es originario de la Cuenca del Mediterráneo. Es una planta herbácea a  semiherbácea perenne, erguida, de hasta un metro de alto, que cuenta con pequeñas, simples de 5 a 7 cm de largo y flores de 2-3 centímetros de largo dispuestas en inflorescencia. De colores variados: blanco, amarillo, anaranjado, rosado, rojo, etcétera; aparecen desde la primavera hasta el otoño.

Prefiere un suelto y fértil; tierra negra y resaca de río en partes iguales y más de 4 horas de luz solar por día.

Riega cada 2-3 días y abona con 100 gramos de harina de huesos por metro cuadrado de cantero al plantar. Propaga por  siembra en primavera y otoño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí