Este género originario de Sudamérica se encuentra formado por tres especies distintas, aunque en ocasiones se considera que son las mismas con una ligera variación que depende del color de sus flores. La Francoa, también conocida como Corona de Novia o Corona Nupcial, crea el grupo de flores grandes, con escarpias delgadas que poseen un gran número de flores de tamaño pequeño.

corona-de-novia

Quizás también te pueda interesar: La floración de la Kalmia es espectacular ¡Conócela!

La Francoa posee un rizoma grueso y extendido, y cuando es plantada en macetones, el compost se cubre de hojas inmediatamente. En las zonas de clima templado, las hojas pueden llegar a sobrevivir al invierno, pero colocadas en sitios fríos, sucumben a las heladas. Por tal motivo, una posición soleada, protegida y cálida es perfecta para que la Corona de Novia conserve su atractivo.

Cuidados de la Corona de Novia en primavera y verano

Cambia la Francoa de maceta en primavera utilizan un compost de buen drenaje, o bien, prepáralo tú mismo con tres partes de tierra negra, una parte de arena fina y una parte de turba. Si no puedes conseguir turba, el mantillo de hojas también es bueno. Haz uso de un recipiente con buen drenaje de trozos de tiesto, ligeramente más amplio que la masa de raíces, y cámbiala cada año incrementando el tamaño hasta llegar a un recipiente de 45 cm de diámetro.

Coloca la Corona de Novia en un sitio soleado y protegido, apartado de los vientos fríos. Luego de cuatro años, es probable que las plantas presenten un aspecto desaliñado y poco atractivo porque empiezan a envejecer. Cuando esto sucede, lo mejor será reemplazarlas por especímenes jóvenes y saludables. Riega la Corona Nupcial con un fertilizante líquido flojo tan pronto como se desarrolle el tallo floral. Hazlo cada dos o tres semanas hasta que las flores empiecen a marchitarse. Cuando finalice el verano arregla la forma de las plantas, cortando todos los brotes florecidos.

Cuidados de la Corona Nupcial en otoño e invierno

Cuando llegue el otoño, coloca el recipiente en un sitio soleado y protegido, alejado del viento frío, preferentemente contra una pared bien orientada. En las zonas calurosas, se aconseja llevar la planta a un invernadero fresco. También puedes revestir el recipiente con arpillera para mantenerlo protegido de las heladas. En zonas húmedas, cubre el compost con un trozo de plástico.

Te recomendamos leer: Muscari, una planta de un color y perfume cautivador

Si deseas propagar la Francoa, divide los grupos apretados al iniciar la primavera, en el momento de cambiar las plantas de recipientes. Ten cuidado de no dañar raíces cuando lo hagas. Por otra parte, recuerda el pulgón verde representa un gran problema para la corona de novia. Y si llegará a aparecer, elimínala con un insecticida a base de piretrina.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta