Tener una pecera en casa implica mucha responsabilidad, ya que albergan en ella seres vivos, por lo que merecen respeto al igual que uno. Tampoco es pasar horas y horas de trabajo, más bien, es tener los conocimientos para poder facilitar la labor.

cuidados-limpieza-pecera

Quizás también te pueda interesar: Cómo cuidar peces en el hogar

Método para limpiar la pecera

  • Preparar el agua: llenar un recipiente con agua con la capacidad correspondiente, según el tamaño de la pecera. Agregar el número de gotas del tratamiento para eliminar residuos, cloro, cloraminas y sustancias tóxicas. Tapar y dejar durante toda la noche, así el agua envejece y toma la temperatura ambiente.
  • Sacar los peces: lo idóneo es que se haga con una red, porque hacerlo con las manos puede dañarlos. Después ponerlos en agua tratada.

Es importante cubrir el recipiente donde están los peces para evitar que salten. Incluso aquellos peces tranquilos pueden reaccionar bruscamente si se sienten asustados.

  • Sacar los componentes: es básico sacar toda el agua de la pecera con todo y la grava o decoraciones que se pongan. Para ello lo mejor poner bajo un colador de dimensiones significativas.
  • Limpiar la grava: al tener en el colador todo lo que compone la pecera, enjuaga perfectamente con agua y remueve para eliminar desperdicios de comida que estén entre las piedras. Sigue el mismo procedimiento para aquellas decoraciones grandes. Solo recuerda no utilizar jabón.

limpieza-pecera

  • Limpiar la pecera: para poder limpiar todo el contenedor es preciso emplear toallas de papel limpias. Ahora que si tiene algunas manchas persistentes, lo mejor es usar un cepillo de dientes o una espátula de algas.

Al retirar todo residuo, colocar debajo del grifo y dejar caer el agua para limpiar muy bien.

  • Llenar la pecera: verter el 80% del agua vieja a la pecera. El restante de agua se puede ocupar para el jardín o una maceta, ya que es buena.
  • Armar de nuevo: colocar la grava y elementos decorativos a la pecera. Con la ayuda de la red sacar a los peces del recipiente donde se colocaron y lleva a su hábitat. Completar el llenado de la pecera con el 20 % de agua tratada. Listo.

Ahora solo queda programar las limpiezas una vez a la semana, dependiendo el número de peces que se tengan y las condiciones (evitar que las peceras tengan luz directa de sol, ya que acelera el crecimiento de algas). Recordar el etiquetado de todos los productos de limpieza y colócarlos en un lugar seguro.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta