La Althaea, conocida comúnmente como Malva real o Malvarrosa, es una planta elegante de la familia de las Malvaráceas que le ofrecen a tu jardín un gran colorido. Es originaria del próximo oriente y puede llegar a alcanzar hasta los 3 m de altura.

malva-real

Quizás también te pueda interesar: Cómo debe ser la poda de rosales en invierno

Se trata de una planta que se clasifica dentro de las bianuales, aunque por su cultivo y empleo suelen ser acomodadas entre las plantas vivaces, aunque también existen plantas anuales. Sus ramas pueden alcanzar entre los 2 y 3 metros de altura. Sus hojas son alternas y dentadas con 5-7 lóbulos. Por su parte, las flores son axilares con un pedúnculo corto y se hallan dispuestas en espigas que pueden tener un metro de longitud.

La floración de la Malva real tiene lugar en el verano y existen flores de diversos tonos, excepto el azul. Las flores incluso pueden ser simples o dobles.

Cuidados culturales de la malva real

malvarrosa

Se trata de una planta que se adapta adecuadamente a cualquier tipo de suelo, pero los demasiados húmedos pueden afectarla. Debido a su gran altura y desarrollo, debe cultivarse como fondo de la plantación existente porque de lo contrario su crecimiento podrá esconder plantas pequeñas situadas detrás. Aunque se trata de una planta vigorosa, en sitios de vientos fuertes, lo conveniente será entubarlas para que no se rompan.

Propagación de la malvarrosa

malva-real2

El método más simple para propagar la Malva real es a través de la siembra. Las variedades bianuales deben ser propagadas a finales de la primavera, trasplantándolas al lugar de asiento en otoño. Por otro lado, las plantas anuales deben sembrarse bajo cristal durante el invierno.

En el otoño, pueden plantarse esquejes y dividir la masa en las vivaces o a través de esquejes sobre una raíz obtenida por semillas si deseas conservar alguna variedad interesante.

Problemas de la malva real

malva-real-1

A pesar de tratarse de una planta fuerte y vigorosa, puede ser afectada por un tipo de roya, es decir, un hongo denominado Puccinia malvacearum. Este hongo suele atacar tanto a los tallos como a los cálices de las flores, los pedúnculos y las ramas. En el envés de las hojas, surgirán pústulas pequeñas y redondeadas de color pardo-rojiza. Para combatir este tipo de hongo, efectúa un tratamiento a partir de la primavera con un producto a base de azufre, utiliza malathion a dosis variables.

Te recomendamos leer: Mimosa, una planta de flores plumosas y rosadas

¿Qué te ha parecido esta información sobre los cuidados y propagación de la malva real? Deja tu comentario.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta