Los jacintos son plantas bulbosas muy apreciadas por su floración, así como su exquisito perfume. Se puede cultivar en interior y exterior, pero la mayoría de las veces es en macetas o jacinteros. Es originaria del mediterráneo oriental y pertenece a la familia de las Hyacinthaceae, aunque también se le conoce por su clasificación anterior, dentro de las Liliaceae.

Cultivar jacintos

Cultivo en el exterior de los jacintos

En terreno abierto, los bulbos de jacintos se plantan en el otoño o al principio del invierno en climas ligeros para que pueda florecer en la primavera. Deberán plantarse a una profundidad de 10 a 12 cm. Para ello, habría que hacer un hueco con la ayuda de una pala. Este hoyo será equivalente a 3 veces la altura del bulbo. En cuanto más grande se vaya a comprar bulbos de jacintos, más profundo se enterrarán.

Colocar el bulbo en el orificio con el ápice hacia arriba, sin aprisionar demasiado para permitir que las raíces se desarrollen. Cubrir con tierra, asegurando que toda la superficie del bulbo este en contacto con el sustrato. Es importante no dejar bolsas de aire alrededor del bulbo y presionar levemente. Regar ligeramente después de la plantación.

Cultivo en el interior de los jacintos

Jacinto morado

En una maceta o tiesto, el jacinto se planta sobre un lecho de tierra de 3 a 4 cm. Colocar los bulbos de modo que se toquen entre sí para poder obtener un efecto compacto. Cubrir con tierra, dejando salir las puntas o ápices. Verter el sustrato ligeramente y colocar la maceta en un lugar fresco, pero no con mucha luz y relativamente húmedo.

Cuando comiencen a desarrollar las hojas y aparezcan los primeros botones florales, poner la maceta en un lugar luminoso y algo fresco. Unos cuantos días después, ponerlo al interior para poder disfrutar de su perfume y floración.

Cultivo en jarrones de vidrio o jacinteros

Para forzar los bulbos de jacintos y obtener una floración invernal, implica recrear las condiciones invernales para poder acelerar la floración y poder disfrutarlos. Así que el cultivo en jarrones de vidrio puede ser la opción.

Guardar los bulbos en una bolsa de plástico y colocarlos en una bandeja en la nevera durante al menos unas 6 semanas a una temperatura mínima de 5˚C. Transcurrido el tiempo, colocar los jacintos en vasos de cristal o jacinteros con la punta hacia arriba previamente con agua, pero con cuidado de que el bulbo no quede sumergido.

Este recipiente deberá permanecer en la oscuridad en un rango de entre 10 a 13˚C o hasta que permanezca un brote de 8 cm aproximadamente. Enseguida poner en una habitación con luz natural a una temperatura de entre 16 a 20˚C.

Es importante recalcar que el bulbo del Jacinto no deberá entrar en contacto con el agua, ya que correrá el riesgo de pudrición. Mantener un espacio de ente 1 a 2 mm entre el bulbo y la superficie del agua. Le saldrán raíces atraídas por la proximidad del agua.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta