El garbanzo (Cicer arietinum) es una leguminosa originaria en el Mediterráneo Oriental, en los países de Turquía, Grecia y Siria. Es muy nutritiva por ser una fuente de proteína, vitaminas y minerales. Así que valdría la pena seguir ciertas recomendaciones para tener un buen cultivo del garbanzo.

Cultivo garbanzo

Quizás también te pueda interesar: Germinados, bio germinados

Recomendaciones en el cultivo del garbanzo

Para el cultivo del garbanzo, lo mejor es hacerlo después de las lluvias, o bien, en zonas con un clima lluvioso. Esto se debe a que dicha legumbre es capaz de soportar las sequías y crecer únicamente por agua acumulada en el suelo.

Es una legumbre, la cual tolera mucho el frío e incluso comienza a germinar a partir de los 10˚C. Sin embargo, lo más recomendable es que germine a partir de los 25 a 35˚C.

Lo primero es asegurar un suelo arcilloso libre de piedras, ya que de lo contrario puede tener una muy mala siembra, originando una legumbre de muy baja calidad. Así que labra el suelo, coloca fertilizantes, rastrilla la zona, agrega las semillas, cubre con la tierra y riega (después espera 2 semanas para volver a regar).

Ten en cuenta que el garbanzo crece rápidamente en suelos con poca agua, ya que se mantiene con la humedad que queda en el suelo. Así que si llueve, no regar la zona.

Garbanzo

La mejor técnica para saber si los garbanzos están listos es mediante la observación. Así que es preciso estar atentos a lo que sucede y esperar a que las hojas de vuelvan amarillas y las legumbres verdes.

Para el cultivo del garbanzo, es básico cortar la planta sobre el nivel del suelo o sobre el nivel de la raíz, una vez que ha quedado listo, colócalos en el sol para que sequen y espera una semana aproximadamente para que queden listos.

Después de 4 años no cultives garbanzos en el mismo lugar, ya que el terreno está muy desgastado y al final obtendrás un producto pobre.

Evita el cultivo de esta planta en lugares donde se acumule la humedad con mucha frecuencia, eso no le favorece para su crecimiento.

Cuando conserves esta especie, hazlo en zonas donde la humedad vaya de un 8 al 10%.

Como verás el cultivar garbanzos es una tarea muy sencilla, ya que es una planta que no necesita de muchos cuidados y prácticamente es capaz de crecer por si sola. Así que toma en cuenta esta legumbre para tu siguiente cultivo y llena de sabor tus comidas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta